Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cultura española en Japón

Javier Sardá descubrió de la mano de algunos españoles cómo se vive en Japón. Un grupo de tunos que cantan en un restaurante, un rapero casado con una japonesa ... Pero también hay japoneses amantes de nuestra cultura como este bailaor de flamenco.  En Telecinco 2 el domingo 26 de octubre de 2008.
Tras muchas horas de avión y el cambio horario, Javier Sardá se encuentra, entre los más de 12 millones de habitantes de Japón, a Jorge Díaz, un español que produce un programa de cocina y, en sus ratos libres, es tuno. Aunque parezca lo contrario, Jorge no cree que el contexto sea malo para la tuna ya que "Japón es increíble para la tuna". 
Junto al resto de componentes del grupo, se encaminaron al restaurante donde suelen tocar. Allí, tras las inevitables canciones en castellano, Sardá les propuso un reto: cantar en Japonés. Pero además, los tunos pusieron a prueba la pericia del presentador dándole a probar platos tan apetitosos como pez de roca o cangrejos con apariencia de escarabajos. Pero en un viaje "hay que probar de todo".

Jesús Hernández se enamoró de una japonesa y decidió trasladarse a Tokio. Aquí tuvo un hijo y ahora trabaja en dos lugares distintos para llegar a fin de mes. Asegura que es muy feliz y, en sus ratos libres, se dedica a su mayor afición: el rap.
Por último, Sardá visita a un bailaor de flamenco en su tablao pero no es un español afincado en Tokio, sino un enamorado de la cultura española. Un japonés que decidió montar su particular espectáculo folclórico.