Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El disco que quemó las pistas de medio mundo

Los hermanos Gibb pronto parieron hits como 'I started a jock' y varios más. Sin embargo, la fama internacional no les llegó hasta que Robert Stigwood, productor del film y también manager del grupo, les propuso crear una serie de canciones para la película. El resultado: temas emblemáticos del calibre de 'More than a woman', 'Jive talkin', 'You should be dancing', la balada 'How deep is your love', y los archiconocidos e irresistibles 'Stayin alive' y 'Dance fever', cuya coreografía incluía bajar y subir un brazo, sin dejar de moverse. Un pasito que quedó para la historia y se sigue usando hoy en día, no importa la edad que se tenga, ni la raza ni la religión.
A los exitazos de los los Bee Gees habría que sumar los aportes de algunos de los temas más emblemáticos de la música disco creados por The Tramp ('Disco inferno'), Kool & the gang ('Open sesame') o Walter Murphy ('A Fifth of Beethoven')
La banda sonora antes que el film
De todos modos, a nadie parecía importarle mucho esto a mediados de los setenta, porque nadie daba un duro por 'Fiebre del sábado noche'. Aquello tenia una pinta muy poco prometedora y, por si fuera poco, la novedad de los clubes de "disco" y la música que habitualmente ponían en ellos estaban pasándose de moda a marchas forzadas. Estaba claro que la Paramount iba a gastarse lo menos posible en promocionar una película en cuyos resultados no solo no confiaba sino que consideraba que seria un fracaso total... Stigwood y el protagonista John Travolta pensaban de modo diferente pero eran conscientes de que sin el soporte publicitario era muy difícil que la película permaneciese en cartel el tiempo suficiente para llegar a una audiencia mayoritaria. El productor australiano decidió entonces hacer algo que nunca antes se había hecho: Sacar a la venta la banda sonora del film antes de su estreno. Stigwood estaba convencido de que el disco seria un gran éxito inmediatamente y, si estaba en lo cierto, tal circunstancia sólo podría ser positiva para la difusión de la película.
El arriesgado plan funcionó a la perfección y a los pocos días de su salida al mercado el primer single de la banda sonora ('How Deep Is Your Love') ocupaba el número uno en la lista de superventas en Estados Unidos, lugar en el que permanecería durante muchas semanas. El segundo single, 'Stayin' Alive', ocuparía el segundo lugar simultáneamente, cosa que nunca, desde Los Beatles, había vuelto a ocurrir. Como consecuencia, el estreno en el Mann's Chinese Theatre de Hollywood, en diciembre de 1977 de 'Fiebre del sábado noche' se convirtió en un verdadero acontecimiento y la película en un éxito inmediato.
Un éxito sin precedentes
La banda sonora se convirtió en el disco más vendido de la historia (22 millones de copias) hasta que en 1984 fue desbancado por el 'Thriller' de Michael Jackson; y fue, hasta ser desbancada por 'El Guardaespaldas' en 1993, la banda sonora que más ha vendido en la historia. En 1978 el disco obtuvo el Grammy al Álbum del año. En Estados Unidos ha sido 15 veces disco de platino. Sin duda, la música que marcó una época.