Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La doble cita de Lolo

Lolo cada vez está más contento por estudiar codo con codo con Marta, quien le propone ir al cine a ver una película en versión original con el objetivo de mejorar su nivel de inglés. Las intenciones de los dos son, en realidad, muy distintas, pero sus planes se truncan cuando Piluca le anuncia que le va a invitar a un concierto de su grupo favorito. Lolo pretende acudir a las dos citas, pero su chica descubre sus intenciones...
Esther le ha dado a Diego una lección al ganarle en la puja por el cuadro y, para no quedar por debajo, Diego le propone un negocio que no podrá rechazar. Esther, que comienza a sentirse atraída por la cara astuta y ambiciosa de Diego, sugiere que cenen juntos para discutirlo. Cuando Adriana le pide a Diego que vaya a su fiesta de despedida, éste le dice que ya tiene planes y que, además, no puede obligarlo a despedirse de ella porque simplemente no quiere verla marchar.
Drake y Tania se ponen de acuerdo para hacer un montaje con un futbolista gay que desea acallar rumores sobre su sexualidad, pero las cosas se tuercen y al final tienen que buscar otro candidato. Después de que Ángel humille a Tania, ella decide darle una lección y le propone a Drake que lo utilicen para hacer el montaje.
Cuando Isabel pregunta a César por Nacho, descubre que a él sí lo ha llamado desde el hotel en el que se aloja. César también le cuenta que Nacho habrá conocido a Jo, una periodista que fue Miss Illinois. Noelia se las apaña para que Isabel vea unas fotos de la Miss que hacen rabiar a la accionista, a la vez que empiezan sus dudas.
Marta le propone a Lolo un divertido plan para aprender inglés: ir a ver una película en versión original. El problema es que Piluca le ofrece ir a un concierto ese mismo día. Cuando Lolo decide compatibilizar los horarios de las dos citas, Piluca se enterará de sus intenciones y reacciona bastante mal.