Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El drama de los niños soldados

Obligados a luchar en una guerra que no comprenden: así se encuentran miles de niños soldados en todo el mundo, una situación que será analizada dentro de la noche de contenidos de interés humano y social que Telecinco 2 emitirá a partir del jueves 16 de octubre a las 22:30 horas.
El hambre, la malnutrición y la pobreza extrema son una realidad en el norte de Uganda, una región devastada por la guerra y olvidada por los medios de comunicación. Las cámaras del programa se han acercado hasta esta zona para ser testigo de los métodos que emplea un grupo rebelde para luchar contra el Gobierno de Uganda: el secuestro de niños para convertirlos en soldados. 
El documental presentado por Tristán Ulloa pondrá de manifiesto las consecuencias físicas que sufren los jóvenes tras enfrentarse al horror de una guerra, como poseer balas alojadas en sus cuerpos y sufrir dolores musculares causados por cargar armamento y otros bultos pesados. Pero no son éstas las únicas secuelas que padecen los jóvenes: la falta de confianza y la mentira como barrera psicológica son algunos de sus problemas posteriores.
El testimonio de Destin Maliyamungu, un joven congolés obligado a combatir
Con apenas 14 años fue raptado por el grupo armado Mai-Mai y durante dos años se convirtió en un niño soldado. Es la historia de Destin Maliyamungu, un joven congolés que cambió inesperadamente sus juguetes por metralletas, pistolas y bombas de racimo. En 2006 logró escapar junto a otros cuatro niños y se dirigió a la ONG Servicio Jesuita de Refugiados, que le ha ayudado a reinsertarse.