Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La edición de Alemania, la más goleadora

La última edición de la Copa Confederaciones fue un dolor de cabeza para los porteros. Se batieron todos los registros goleadores, con un total de 56 tantos, a una media de casi 3,5 por partido. Además, fue la edición de los goles de falta por excelencia: hasta seis goles se lograron a balón parado.
Durante la última edición, Adriano, actual jugador del Flamengo, logró marcar cinco de los doce goles que consiguió Brasil en todo el torneo. El brasileño consiguió dos de su cuenta particular en la final ante Argentina.

Con cuatro dianas, a tan sólo un gol de Adriano, se quedaron Michael Ballack (Alemania), John Aloisi (Australia) y Lucho Figueroa (Argentina). El australiano fue el único que logró superar la media de un gol por partido (anotó los cuatro en tres encuentros).

Por contra, la edición más pobre en goles fue la de 2001, en Corea. Se marcaron quince menos que en 2005 en Alemania. Ninguno de los máximos goleadores del torneo de hace ocho años consiguió superar los dos tantos, una media muy inferior a la de 2005. AC