Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una estudiante consigue los 100.000 euros

"¿La causa de tu intento de suicidio fue por la falta de apoyo que sentías de tus padres?" La respuesta afirmativa era confimada por el polígrafo, y Laura Martínez, estudiante de 23 años, conseguía el premio final de 'El Juego de tu vida'
Su intervención comenzaba con una pregunta sobre su similitud con el protagonista de 'El sexto sentido' , tras la que Laura Martínez, estudiante madrileña de 23 años, excplicaba que "a veces veo muertos".
Pregunta tras pregunta, la concursante iba contestando con sinceridad y pasando de nivel. A pesar de que las cuestiones se volvían cada vez más compromotidas, sus padres y su tío no hacían uso del 'pulsador' para pasar de pregunta.
Así, Laura respondía afirmativamente a temas tan íntimos como "¿te has enfadado alguna vez con tu pareja porque se ha confundido de orificio mientras mantenías relaciones sexuales? ¿te sientes acomplejada por el tamaño de tu órgano sexual? ¿Crees que en las relaciones sexuales lo más importante es que tu pareja tenga un miembro viril de gran tamaño? ¿Has fantaseado con mantener relaciones sexuales con un familiar?
Ante la atenta mirada de sus familiares reconocía que les había mentido al asegurar que ya no consumía sustancias ilegales y que guardaba un misterioso secreto sobre su tío. Avergonzada, confesaba que había sido sorprendida robando en unos grandes almacenes y que seguía enamorada del hombre con el que su madre le prohibió relacionarse.
En sus manos acariciaba nerviosa su amuleto, una pequeña bruja. Llegada la pregunta 21, la tensión era máxima, y sus familiares le recordaban la posibilidad de plantarse y llevarse los 40 mil euros que ya tenía en su poder. Sin embargo, valiente, Laura decidía seguir adelante, y Emma García le transmitía la última y decisiva pregunta:¿ La culpa de tu intento de suicidio fue por la falta de apoyo de tus padres? Elde esta madrileña, y la posterior confirmación por parte del polígrafo, le valía el premio final de 100 mil euros.