Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Pilar

Pilar, de 46 años vive con su marido Massimo, de 41 y sus dos hijos, Fabio y Valeria de 9 y 4 años, en un lujoso chalet de una exclusiva urbanización madrileña.
Trabaja como cazadora de tendencias
Urbanita por encima de todas las cosas , Pilar siempre ha tenido fortuna personal y está acostumbrada a vivir sin apreturas económicas.  Asegura no poder vivir sin servicio. Por eso cuenta con Fátima, su asistenta interna, que le hace la vida más fácil.
Fabio y Valeria, sus hijos, cuentan con todo tipo de caprichos , y para su madre, no hay un no por respuesta.
Aunque quien se ocupa principalmente de los niños es Massimo, su marido, que sabe que Pilar es una eterna adolescente a la que hay que mimar de la misma manera que a los pequeños.
Pilar se define como una mujer acostumbrada a hacer lo que le da la gana , poco dada a madrugar y a las rutinas, y que reivindica su individualismo. Por eso, salir de fiesta, ir de compras, y vivir con todos los lujos posibles, están por encima de sus obligaciones como madre.
"Le doy mucha importancia a la estética. No es que sea superficial. Pero creo que una persona que tiene cosas bellas, casi siempre, es porque en su interior también tiene belleza", explica Pilar.
Adora a su marido , y define su relación como algo más que un matrimonio: son también amigos y amantes, "mi marido es algo más que mi marido. Es mi amante y mi amigo, y tengo una relación muy especial con él, pero somos muy independientes y no nos damos demasiadas explicaciones".
En definitiva es una mujer emprendedora del siglo XXI, que reivindica un rol activo de la mujer en el mundo profesional.