Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más fotos para el mural de Crews

Mickey Rayborn está gravemente enfermo. Ya no tiene nada que perder, pero sí una conciencia que limpiar. El ex agente aparta a Crews de su cruzada contra el padre de su compañera para ponerle sobre la pista de Roman Nevikov, un peligroso gangster ruso al que Crews estuvo apunto de atrapar antes de ser encarcelado. Entonces hubo alguien que se interpuso en su detención, el agente especial Bodner del FBI. Según Rayborn, Bodner trabaja para Nevikov.
No es necesario que Crews localice a ninguno de los dos, Bodner le encuentra a él primero. Cuando vuelve a casa, Daniel se lo encuentra allí mismo, cocinando. Guarda para él un suculento guiso y una advertencia: visto que las amenazas no funcionan, van a ir a por sus allegados a no ser que haga exactamente lo que le digan.
Y no es ningún farol: Ted Early ha sido detenido, supuestamente por posesión de armas y narcóticos. Su amigo, actualmente en libertad condicional, no soportaría volver a la cárcel. Serio dilema se le plantea a Crews: obtener su venganza ahora que la tiene tan cerca o acceder al chantaje de las personas que le enviaron a prisión.
Una bala con su nombre
Sin embargo, en camino del Zen no se detiene ante el chantaje. Crews localiza a Roman y con pruebas de secuestro y asesinato. La venganza del capo ruso no se hace esperar y, excasas horas después, Charlie recibe un disparo en el pecho. le detiene
Una semana después, nuestro detective sale del hospital. Conserva la bala que le hirió  y conoce a su propietario, pero oculta su identidad a todos. Crews visita a Bodner y le devuelve lo que es suyo, con el mismo proyectil. Una vez roto el hielo, el agente corrupto del FBI se sincera con él: no obedece a Nevikov por dinero, sino para proteger a su familia. disparándole en la pierna