Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No es una historia sensacionalista. Aquí interesa lo humano"

Los inicios de Antonio Hernández Centeno como guionista arrancan en la mítica 'Al Salir de Clase', en Telecinco. Escritor incasable, actualmente compagina su labor como ensayista y director de teatro con su participación en los guiones de varias producciones para cine y televisión, destacando su trabajo en la tv movie 'Paquirri' (proyecto en el que coincidió con Salvador Calvo, director de 'La Duquesa').
Si tenía alguna idea preconcebida de Cayetana antes de empezar a escribir su historia, ¿qué piensa ahora de ella?
  Todo el mundo puede tener una idea de un personaje público, o una aproximación a su persona. Qué menos. Al ir investigando y entrando en ella, cuando vas descubriendo lo que ha pasado y lo que es, cuando empiezas a conocer a la persona, te llegan las sorpresas. Y en este caso descubres la calidad humana de esta persona, y ves cómo ella, independientemente de ser Duquesa de Alba, ella se defiende por ser persona y eso es lo que se ve en la película.
 
¿Cuenta la película la vida de Cayetana como una sucesión de hechos?
 
No. Cuenta la vida de Cayetana explicando cómo crece personalmente. Todo lo que le sucede a su alrededor le hace crecer emocionalmente. También explica cómo la historia de su país le va afectando a su propia forma de ser. Ella evoluciona con el país, convirtiéndose en un personaje muy interesante.
 
¿Qué aspecto de la vida de Cayetana le ha fascinado más?
 
Cómo ella se defiende en un mundo masculino como mujer, y defiende ser quien es, en un círculo tan cerrado como el aristocrático, llegando a convertirse en una mujer moderna y de hoy en día, en un mundo tan cerrado y machista como es en el que le tocó nacer. Ella sabe que todos esos principios no le tienen por qué afectar y los va intentando superar.
 
¿Hay algo que se haya quedado por contar?
 
Eso siempre. Hay cosas, porque hay que seleccionar para sólo dos capítulos de unos minutos toda una vida. Además, hay cosas que pertenecen a su intimidad como mujer y eso no se debe contar, ni retratar. No es una historia sensacionalista. Aquí interesa lo humano.
 
La película cuenta hasta su segunda boda: ¿viéndola podremos entender a la Cayetana de ahora?
 
Totalmente, porque hay situaciones que se suelen repetir a lo largo de su vida. Hay cosas que le pasaron una vez, se recogen en la película, y luego le vuelven a suceder. Vamos a poder entender todo por lo que está pasando ahora, nada más que leyendo el pasado.