Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre de Ángel reaparece

Bárabara llama por fin a Ángel, sin embargo, algo hay en su conversación que desconcierta al joven quien sale precipitadamente de casa sin decir a dónde. Además, descubriremos que es ella quien está extorsionando a Miguel para así conseguir su único objetivo: acabar con la familia de Luis y devolver lo que, según ella, le quitaron a su hijo.
Una conversación entre Luis y Marta, nos deja muy desconcertados. El padre de Ángel se siente culpable por haber ocultado algo a su hijo y asegura "ser cómplice de una mentira". Sin embargo, aún no está seguro de ser capaz de reunir el valor suficiente para contar la verdad a su hijo, una realidad que algo tiene que ver con lo que ocurrió entre él y Bárbara.
Aún así, Luis sigue en su empeño de que Ángel sea feliz y, para ello, intenta que él hable con su hijo. Finalmente Bárbara llama a Ángel, aunque más tarde de lo que este esperaba y le confirma que le llama, por petición de su padre.
Sin embargo, parece que Ángel esconde algo ya que sale precipitadamente de la casa sin decir a dónde va.
Marta firma con Lafresa
Miguel lo ha conseguido, ha engañado a su hermano y a su cuñada. Se siente culpable pero llama para comunicarlo a un desconocido... sólo etonces conocemos que la verdadera mano ejecutora tras la extorsión de Miguel es la de Bárbara, la madre de Ángel, quien ha maquinado ese plan para destruir la familia de Luis.
Última prueba del concurso: Desfile de modelos
Tamara quiere eliminar cualquier resquicio de competencia y mancha el traje de Ainhoa con Lejía consiguiendo culpar del error a Nina. Sin embargo, su abuela se encarga del asunto y le compra un lujoso vestido para que su nieta luzca como nunca.
Todos eligen sus mejores galas para la ocasión, unos con más gracia, otros con más picardía, otros con más vergüenza... todos pasan ante las atentas miradas del jurado pero sólo dos ganarán.