Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre de la mejor amiga de Marta estuvo en el piso de León XIII la noche del crimen

Pocas horas después la desaparición de Marta del Castillo, la familia comenzó una búsqueda desesperada y trató de obtener información llamando por teléfono y hablando con todos los conocidos de la joven. Susana es la madre de Alejandra, la mejor amiga de Marta. Ella formó parte del grupo que se dirigió hasta el piso de León XIII para obtener información. En su testimonio sobre lo sucedido se adivinan las primeras contradicciones de los implicados:
"Eran la 1:45 horas. "El padre de Marta se personó con otra persona, llegaron a esa casa y ahí no había absolutamente nadie. Llamaron y no había nadie".
La noche de la búsqueda nos dividimos en grupos de tres personas. Dos amigos con un adulto cada uno. Uno de ellos llegó a la vivienda. Sobre 2:15 horas van tres personas. Levantaron las persianas, era un bajo, y ahí no había nadie, ni la novia de Javier.
No sabía quién era Marta
Mucho antes de personarnos en la vivienda, le llamé por teléfono. Le pedí disculpas por la hora y él me cuenta de que no sabe nada de su hermano. Que hace tiempo que no sabe nada de él. Le pregunto si recuerda a una cría del grupo de su hermano, dice que no conoce a Marta.
A las 5:15 fuimos para allá. Nos abre el portero y nos recibe en el rellano de la vivienda y nos invita a entrar. La vivienda huele a limpio. Y es un caso curioso porque Alejandra y sus amigos habían entrado con anterioridad y nos habían comentado que la vivienda era un auténtico desastre. Ahora estaba limpia, impoluta, todo ordenado, todo perfecto.
Entramos en el salón y llama A Miguel. Éste sale de una habitación y dejó la puerta entreabierta y la luz encendida. Y me llamó la atención que Francisco Javier salió como un rayo y la cerró de un portazo para luego volver donde estábamos.
Sí que había visto a Marta
Yo le pregunté a Miguel por el trayecto que había hecho durante todo el tiempo con Marta. Dónde había estado. Dijo que habían venido a casa porque tenían que darle unos CD a Marta. Y ahí, Francisco Javier le interrumpe y dice: sí, sí, si han estado aquí.
Yo le interrumpí y le pregunté: pero no me has dicho hace un momento por teléfono que no conocías a Marta. Y respondió: Bueno, yo no la he visto, pero la he escuchado, porque mi hermano ha entrado a por unos CD y se ha ido con ella".
El valor de este testimonio
Las palabras de Susana son muy importantes para la resolución del caso por dos motivos. El primero, según indica Jorge Muñoz, del Diario de Sevilla, para Rojo y Negro, la policía está dando mucho valor al testimonio del testigo que dice que cerca de las dos de la mañana vio a Miguel manejando una silla de ruedas. El segundo, porque la novia actual del hermano de Miguel, dice que pasó la madrugada estudiando en ese piso.
Nacho Abad ha sido claro en este punto: si es cierto lo que sostiene la madre de la mejor amiga de Marta, que no había nadie en el piso y ellos lo comprobaron, estaría incurriendo en un delito de encubrimiento.