Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nueva vida de Isabel

Entregadísima, Isabel Pantoja reaparecía en el Palau de la Música de Valencia ante el delirio de sus fans. Pancartas, gritos y un aplauso ensordecedor le daban la bienvenida a su primer concierto despúes de que 'Aquí Hya Tomate' fuese retirado de la parrilla televisiva.
Nosotros, una vez más, no estábamos invitados. Tampoco los fotógrafos fueron bienvenidos. Así que sólo sus fans, y la prensa afín a la cantante son nuestras fuentes para redactar la crónica de la actuación. Siendo de esta manera, imaginaréis que estaba guapísima, movió la bata de cola como nadie, y cantó como los ángeles.1
Dicen que Isabel tenía un brillo especial en su mirada y su sonrisa iluminaba toda la ciudad. Era tal su júbilo, que podría pensarse que su Julián había salido en libertad. Pero no era así. ¿Por qué entonces la tonadillera se mostraba tan exultante? ¿qué tendría que celebrar?
Parece que la muerte del Tomate le ha sentado de maravilla, pero 'los tomateros' no hemos desaparecido. Aquí estamos para analizar por qué cambió la letra de una de sus canciones más emblemáticas: "perdona si te causo dolor, perdona si te digo yo adiós". Y nos preguntamos ¿a quién dice adiós Isabel? ¿Nadie le ha contado que seguimos tomateando en la red?