Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nada es lo que parece

En el capítulo del martes 11 de marzo, la vida de Francisco sigue en peligro tras el accidente de tráfico.
Después del accidente de su padre, Álvaro vive uno de los momentos más angustiosos de su vida. Sin embargo, no se siente solo, Diego, su más acérrimo enemigo está sufriendo con él este duro momento y el ex director de Bulevar no puede evitar sentirse agradecido por todo lo que Diego está haciendo por él.
Pero no es oro todo lo que reluce, y el actitud bondadosa y caritativa del director de Bulevar 21 sólo es una fachada, ya que lo que únicamente desea es estar cerca de Francisco para que cuando éste despierte le confiese a Álvaro la verdad sobre su parentesco.
Mientras tanto, Bárbara, incapaz de renunciar a lo que el aristócrata la ofrece, le propone a Santi que sea su amante para no perder la pasión de la que disfruta con el 'frickimonster'. Santi no puede creerse la proposición de la rubia y con cierto dolor rechaza la propuesta de su amada.
Sin embargo, la rubia no está dispuesta a perder lo que tiene con Santi y está decidida a que los encuentros con Santi continuen a pesar de todo y pone en marcha todo tipo de artimañas para que éste acepte.
Entretanto, Puri quiere que Benito sea su pareja en el concurso de baile. Sin embargo, el becario no está dispuesto a seguir convirtiéndose en 'Pili Elliot' porque está convencido de que Giorgio quiere algo más que enseñarle a bailar.
Por último, la madre de Nacho está a punto de viajar a la ciudad para conocer a la novia de su hijo, pero a Bea no le entusiasma la idea de la visita de su suegra.