Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sin planes de boda

La que fuera pareja del verano ya no esconde su relación. Carolina Cerezuela y Carlos Moyá son juntos imagen de una conocida marca de belleza. La pareja asegura vivir "la vida de una pareja normal" pero aún no hay planes de boda.
El pasado verano, unas imágenes de la actriz y el deportista daban la voz de alarma. Las instantáneas tomadas en Ámsterdam de la pareja, donde Moyá jugaba un torneo, parecían indicar que entre ellos había algo más que amistad.
A partir de aquí comenzaba la carrera de la prensa por lograr las imágenes de la relación, pero conseguir la confirmación de Carlos o Carolina se convirtió en algo casi imposible ya que, desde el inicio, ambos han sido muy discretos con la relación.
Sin embargo, la pareja ya no se esconde Carolina Cerezuela y Carlos Moyá son, juntos, imagen de una conocida marca estética. La pareja se mostraba feliz y sonriente en los posados ante la prensa aunque aún se muestran cautos en sus declaraciones, siguen siendo igualmente ávidos a la hora de esquivar las comprometidas preguntas de los reporteros.
Por primera vez han hablado juntos. Moyá contaba que "aún no vivimos juntos pero sí que pasamos mucho tiempo juntos". En cuanto al futuro, la prensa ya ha lanzado los rumores de boda pero ellos lo desmiente, "estamos muy bien juntos pero, de momento, planes de boda no hay".
1 Carolina define a Carlos como un hombre "tímido y vergonzoso" por lo que ambos han decidido no hablar de su vida privada, "hemos intentado mantenerlo al margen". La actriz asegura que ambos están muy centrados en su trabajo.
En cuanto a su día a día, Carolina y Carlos eluden a la prensa pero no han dejado de hacer aquello que les gusta "hemos hecho una vida de pareja normal", a pesar de los fotógrafos "no nos vamos a privar de hacer cosas que nos gustan"