Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo es el plató?

El plató es un espacio que favorece la experiencia psicológica a la que se va a someter al concursante. Está diseñado específicamente para lograr la intimidad necesaria y para intensificar las sensaciones oportunas que ayuden a cada participante a superar su fobia o adicción.

Es un plató cúbico y completamente cerrado. Dentro, cada concursante afrontará, de manera individualizada, cada sesión de la caja.
Cuatro pantallas gigantes revisten las caras internas del plató. En ellas, se proyectará una serie de imágenes relacionadas con el conflicto emocional de cada individuo.
La butaca es un modelo Lounge Chair de Charles & Ray Eames, todo un clásico en las consultas de los psicólogos.
Cuatro cámaras robotizadas. Están instaladas en puntos estratégicos del plató y captarán las reacciones de los concursantes ante la sucesión de estímulos en el interior del recinto cúbico. Dos de las cámaras realizarán movimientos rotatorios alrededor del individuo, mientras que las otras dos harán planos cenitales que captarán, al mismo tiempo, las imágenes impresionadas sobre las cuatro pantallas.