Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía interroga a Adri y Claudio

Tras el robo de las joyas, la policía se pone manos a la obra para tratar de dar con el culpable. Los primeros en pasar el interrogatorio son: Adri, Claudio y Diego. ¿serán capaces de aguantar la presión?
Con el apoyo incondicional de Be, Chali se recupera del revés asestado por Alicia con la nota de prensa de El Universal. Con su discurso logra levantar los ánimos de la plantilla, aunque pronto volverán los problemas. Renate se planta en la revista y avasalla a la Chali, dejándola al límite. Por supuesto, Alicia aprovecha el momento para, en nombre de su supuesta amistad, deslizar en su oído un consejo envenenado.
Mientras, arranca la investigación, hábilmente conducida por el avispado inspector Fajardo, que interroga sucesivamente, en ese orden, a Claudio, Adriana y Diego. Los nervios están a flor de piel, y, tras una nueva escaramuza entre su padre y su novio, Adri toca fondo.
Los remordimientos y la mala conciencia empiezan a hacer mella en la mensajera que puede cometer una imprudencia de incalculables consecuencias.
Richard, por su parte, descubre los pros y sobre todo los contras de la gimnasia pasiva: el revolucionario Musculamen Pasiv 7000 tiene la culpa.
Por último, Mario e Isabel tratan de reestablecer el precario equilibrio de su maltrecho matrimonio. Por el bien de su hija Paloma, él se deja convencer y acepta renunciar a su proyecto de China, pero a cambio le plantea a su esposa un ultimátum muy difícil de cumplir.