Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pueblo de los gemelos

Si quieres ser padre de gemelos, lo mejor es que te traslades a Buría, en la Costa da morte. El fenómeno gemelístico de este pequeño pueblo de Galicia es extraordinario: en apenas 500 metros se pueden contabilizar diez pares de gemelos. Todo un record que, según los habitantes de la zona, se debe al agua de la fuente, que trae los retoños a pares e idénticos.
No se trata de ningún efecto óptico ni de una alucinación visual provocada por el ribeiro, sino de un fenómeno gemelístico sin igual en España.
De dos en dos. Así llegan al mundo los niños de Buría, un pueblo de Camariñas (Costa da Morte, Galicia) que se ha convertido en el pueblo de los gemelos. Ni dos, ni tres, ni cuatro. Diez son los pares de gemelos se contabilizan en apenas 500 metros. 
El fenómeno no es nuevo . Desde cincuenta hasta seis años. La tradición gemelar de Buría viene de lejos. No sabemos quienes fueron los primeros gemelos, pero en la actualidad María Balbina y Bernardo son los mayores. La pareja de hermanos ya supera los cincuenta y casualmente María Balbina es madre de Ángel y Antonio, otros de los gemelos de la zona.
Aunque no parece haber explicación, comentan los vecinos del pueblo que es el agua de la fuente la que provoca que los niños de Buría vengan a pares.
Brasil también tiene su pueblo de gemelos
De 375 habitantes, 68 son gemelos. Un 18% frente al 1,25% de media mundial. El dato es asombroso e inexplicable. Ninguna causa genética explica el fenómeno, a pesar de los estudios realizados por varias Universidades.
Pero a falta de una explicación científica, los vecinos han dejado volar su imaginación y ofrecen explicaciones de todo tipo. Los hay que piensan que el causante es un mineral del agua del río, o los que piensan que son los extraterrestres, incluso a quien lo achaca a experimentos genéticos realizados por Joseph Mengele, un médico nazi que estuvo allí en los 60.
Sin embargo, tan particular prodigio de la naturaleza no se puede desaprovechar. Consciente del interés generado, el alcalde ha puesto en marcha una iniciativa para fomentar el turismo de la zona y ha organizado la primera fiesta municipal de los gemelos.