Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lo que no te puedes perder de Sicilia

Palermo, la capital
De trazado irregular y calles cortadas, Palermo se convierte en un lugar lleno de encantos que tendrás que ir descubriendo poco a poco.
 
-         Mezquita arabe-normanda de San Giovanni degli Eremiti.
-         Capilla palatina del Palacio Normando.
-         La Plaza de Quattro Canti.
-         Via Vittorio Emmmanuele y Via Maqueda, las principales de calles de la ciudad.
-         Las Catacumbas de los Capuchinos en el monasterio homónimo.
-         El palacio Zisa.
-         La Porta Nuova y el Palacio de los Normandos.
-         La villa Bonnano.
-         La catedral de Palermo.
-         La Plaza Pretoria con el Palacio Senatorio y la Iglesia de Santa Caterina. (Un lugar ideal para tomar unas copas por la noche).
-         La Plaza Bellini con las iglesias de La Martorana, San Cataldo y el Antiguo Teatro hoy convertido en pizzería.
-         El mercado de la Vucchiria.
-         El Museo Arqueológico.
-         Parque afrancesado de la Favorita.
-         Una excursión a Monreale.
 
 
Catania, en el ojo del huracán
 
Bajo la atenta mirada del Volcán Etna, Catania esta considerada patrimonio histórico de la humanidad a pesar de tener que haber sido reconstruida en varias ocasiones tras la furia del Etna.
 
-         La catedral de Catania.
-         El Comune.
-         La Fuente del Elefante.
-         Los mercados de la Pescheria y de la Fiera.
-         Las ruinas romanas con el teatro, el anfiteatro y el odeón romano.
-         Las numerosas iglesias de la Via Crociferi.
-         Los jardines Bellini.
-         El Teatro Máximo Vicenio Bellini.
-         San Nicolo y el convento de los Benedictinos.
-         El castillo Ursino
-         Los comercios y heladerías de la Via Etnea.
-         Posibles excursiones a La ribera de los Ciclopes y los pueblos Aci Castello, Aci Trezza y Acireale.
 
Siracusa, el gran patrimonio
 
Combina a la perfección la sostenibilidad de una ciudad moderna con uno de los patrimonios arqueológicos más ricos de Sicilia.
 
-         La península de la Ortigia.
-         Parque arqueológico de Neápolis, que contiene un teatro griego, un anfiteatro y las catacumbas romanas.
-         Las grutas de Dei Cordari y de los Capuchinos.
-         Santuario de Santa Madonna de las Lágrimas.
-         Las catacumbas de San Giovanni.
-         Los museos del Papiro y Arqueológico Regional Paolo Orsi.
-         La catedral de Siracusa.
-         La Fuente Aretusa
-         El castillo Maniace.
 
Agrigento, el valle de los templos
 
Fundada en el 580 a.c., Agrigento posee el conjunto de templos griegos mejor conservado del mundo.
En la ciudad:
 
-         Complejo del Museo Arqueológico.
-         Iglesia de San Nicola, desde dónde podemos disfrutar de una magnífica vista del Valle de los Templos.
-         El Ekklesiaterión.
-         El barrio helenístico-romano.
 
En el Valle del os Templos:
 
-         El Templo de Juno Lacinia.
-         El Templo de la Concordia.
-         La Villa Aurea.
-         La necrópolis Gianbertoni.
-         La Tumba de Terón.
-         El Templo de Júpiter Olímpico.
-         El Templo de Castor y Pólux.
-         El Templo de Vulcano.
 
 
Cefalu
 
A pesar de su pequeño tamaño, su encanto pesquero y sus restos de arquitectura normanda la convierten en una de las ciudades más visitadas de Sicilia.
 
- Largas playas de arena dorada.
- Las bahías de Aranciotto y de Settefrati, con su siete farallones(La leyenda cuenta que son los cuerpos de siete hermanos petrificados).
- La muralla helenístico-romano.
- Comer 'anchoas de la duquesa'.
- Pasear por el Corso Ruggero.
- La Porta de Pescara.
- La catedral normanda.
- La Rocca.
- El Templo de Diana.
- La piazza del Duomo.
- El Museo Madralisca.
- El lavadero público medieval y el Osterio Magno.
 
 
Taormina, un joya abarrotada
 
Ha pasado de ser el lugar de reflexión de artistas de la talla de Tenessee Williams, Greta Garbo o Dalí, a convertirse en uno de los lugares de peregrinación del turismo masivo.
 
-         El Teatro Griego (con una impresionante panorámica de la bahía de Naxos y el Etna al fondo).
-         La catedral de Taormina.
-         La villa comunale con sus jardines.
-         El palacio de los Duques de San Stefano.
-         La porta Messina y el Corso Umberto I, un lugar ideal para ir de compras.
-         La Plaza Vittorio Emanuelle II.
-         Las ruinas de las Naumachie.
-         La Piazza 9 Aprile.
-         La torre dell'Orlogio.
-         La Badia Vecchia.
-         La Villa Comunale.
-         La isola bella, dónde nos encontramos con las Gargantas de Alcántara.
 
 
 
Las isla Eolias
 
El boca a boca y las películas de Roberto Rosellini les han convertido en imagen de descanso, aguas transparentes, y baños de lodo termales y sobre todo en islas Patrimonio de la Humanidad. Lo más atractivo de las siete islas podría ser la lava incandescente de Stromboli, la coquetería de Lípari, los paseos en barca en Panarea, la visión de las laderas de azufre de Vulcano y los farallones de Filicudi.
 
 
Corleone, más allá de la saga de Francis Ford Coppola
 
Si no quieres salir decepcionado de uno de los pueblecitos de mayor encanto siciliano, antes de llegar olvídate de encontrar cualquier referencia con la película.
 
-         El castillo Soprano.
-         El castillo medieval de los Franciscanos.
-         La Cascata delle Due Rocche.
-         El Palacio Provenzano.
-         Entre sus cien iglesias destacan: El Convento de los Capuchinos, el Monasterio de San Salvatore, la Iglesia de San Agostino, la iglesia de San Doménico y la Chiesa Madre.