Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más puntos ocultos

En la vagina de la mujer no sólo encontramos el buscadísimo punto G, sino también otros puntos erógenos, que han permanecido escondidos durante tiempo, o quizás ¿ignorados?. Explorar concienzudamente vuestro cuerpo, ahí están.
El punto A o AFE
Chua Chee
postura del perrito
de rodillas
chica sentada
- El punto U o Uretral. Kevin McKenna lo describió como una zona situada debajo del clítoris, y muy cerca de la uretra, de ahí su nombre. Su estimulación es muy placentera aunque requiere una fuerte presión para que se produzca el orgasmo. Se puede activar este punto a través del sexo oral, separando los labios menores de la vulva y presionando fuertemente con la barbilla o con la lengua. Durante el coito, las posturas ideales son: a) la mujer encima sentada con las piernas muy abiertas e inclinada hacia delante para poder permitir una penetración más profunda y b) el chico de pie y la chica le abraza con sus piernas, dando pequeñas embestidas, también vale la postura de la chica sentada en la cama y él de rodillas.
- El punto K. En 1998 Bárbara Keesling lo descubrió y lo llamó ‘el pasaje misterioso’ por haber estado tanto tiempo oculto. Este punto es de difícil acceso ya que se encuentra en la zona final de la vagina, muy próximo al cuello del útero, por ello hay que realizar una penetración muy profunda, la postura idónea es la chica tumbada boca arriba con la piernas apoyadas en los hombros del chico.