Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La radio, un peculiar motivo de ruptura

Un niño habita la casa de Sonia y Miguel por lo que se convierte en principal testigo de los problemas de convivencia de la pareja. Pero, además, presencia una de las discusiones más duras de la pareja provocada por un cambio en las emisoras presintonizadas en la radio. Miki prefiere el reggaetón mientras que Sonia quiere escuchar 'gominola f.m.'
Algo tan simple pero tan problemático. Miki no sólo teme los gustos de su novia sino que también se encuentra sumergida en un abismo debido a su cambio hormonal. Por ello, cualquier pequeño detalle puede convertirse en un gran obstáculo.
El resultado: insultos, gritos... y Miki durmiendo en el sofá. Pero el más perjudicado resulta ser el niño quien, relevado por el escritor en el sofá, tiene que ocupar el sitio de Miki en la cama mientras Sonia emite unos sonoros ronquidos. Así, decidirá convertirse en la carabina de los jóvenes para lograr un poco de descanso, sin embargo, fracasará en su misión.
Tampoco sus amigos fueron capaces de ayudar. Alejandra y Ramón se han enamorado y su romanticismo acaba con los nervios de Sonia y Miki que ven el final de su turbulenta relación cada vez más cerca. ¿Acabará la emisora de radio con su relación?