Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La respuesta sexual femenina

William H. Masters y Virginia E. Johnson, coautores del libro 'The Human Sexual Response'telecinco.es
William H. Masters y Virginia E. Johnson realizaron en la década de los 60 un estudio científico en el que observaron las respuestas fisiológicas de 600 hombres y mujeres entre los 18 y los 89 años de edad aproximadamente, durante el acto sexual. Y concluyeron que en la mujer tanto como en el hombre se producen unos cambios al ser excitados sexualmente, esto lo llamaron 'la respuesta sexual humana'.
The Human Sexual Response' (1966
excitación, meseta, orgasmo y resolución'
Durante la fase de excitación, la mujer sufre una serie de cambios fisiológicos internos y externos, los pechos se hinchan y los pezones se ponen erectos, comienza a lubricar la vagina, y al mismo tiempo hay un enrojecimiento de la piel.
En esta fase también el útero aumenta de tamaño y la vagina comienza a dilatarse para recibir el pene.
En la siguiente fase denominada meseta, los labios menores se hinchan y cambian de color, desde un tono rojo brillante a un rojo más intenso y justo antes del orgasmo, Masters y Johnson explican que el glande del clítoris gira 180º y se retrae.
En la tercera fase se produce el orgasmo que consiste en "contracciones rítmicas reflejas, a intervalos de 0,8 segundos, de los músculos circunvaginales y el perineo. (...) Y si la mujer aún mantiene su aparato genital en la fase de meseta, puede volver a ser estimulada, segundos después del primer orgasmo, para otros orgasmos, hasta que quede físicamente exhausta o no desee más estimulación".
Y para finalizar este ciclo, se produce la fase de resolución, la mujer se relaja; el clítoris vuelve a su estado original en 5 o 10 segundos mientras que la vagina puede tardar entre 10 y 15 minutos.