Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La salud de Julián Munoz es cada vez más perocupante

Julián Muñoz llega cojeando a la Audiencia Provincial de Málaga. Por segundo día consecutivo el ex alcalde de Marbella se sienta a declarar por un delito de ordenación del territorio público, igual que Juan Antonio Roca.
Al verlos sentados a uno al lado del otro, es evidente la diferencia de aspecto que presentan. El ex asesor de urbanismo tiene muy buena imagen, está tranquilo y espera sentado mientras habla con su abogada. Sin embargo, el aspecto de Julián Muñoz es estremecedor. Está envejecido, triste, extremadamente delgado y con la mirada perdida. Ya no es el hombre que era, aquel que paseaba de la mano de su amada Isabel Pantoja y presumía de novia en El Rocío.
En la sala también está el chófer de Isabel Pantoja, una hija de Roca y Eloísa, la hija mayor de Julián Muñoz y de Mayte Zaldívar.  Todos ellos están pasando por malos momentos al ver como sus seres queridos pasan el trago amargo de estar en prisión.
Sobre las 21:30 horas sale de los juzgados Juan Antonio Roca.  Por su parte, Julián Muñoz no dejaría de declarar hasta pasada una hora. Cansado, cojeando y sin fuerzas, así pudimos ver al ex alcalde de Marbella antes de entrar al furgón que le llevaría hasta la cárcel. Esta no será la última vez en la que veamos esta imagen, pues no hay que olvidar que el novio de Isabel Pantoja tiene todavía 83 causas pendientes de juicio.