Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Yo tomé la píldora postcoital"

"Yo tomé la píldora postcoital"telecinco.es
En medio de la polémica sobre la píldora postcoital, Sexo on ha querido no sólo hablar con especialistas sino también con mujeres que han vivido en primera persona ese día en el que tuvieron que tomar la 'pastillita'.
-Yolanda. 35 años, auxiliar administrativo.
"No me acuerdo muy bien porque fue hace mucho, a los 21, no sé si se rompió el condón durante el acto o al comprobarlo vimos que perdía líquido seminal. Yo estaba muy nerviosa y casi me mareo de los nervios. Esto fue un domingo por la noche, aunque pensándolo bien no hubiera pasado nada, ¿Estás a favor de que se venda la píldora del día después sin receta? "No estoy a favor de que se venda libremente y a menores y más en la sociedad que estamos viviendo ahora". fui el lunes a mi ginecólogo de planificación familiar y me dio la píldora del día después en el acto porque todavía no habían pasado las 72 horas".
-Rebeca. 26 años, periodista.
"Me pasó a los 17 años y estaba con un chico que era mayor que yo (24 años), y yo no tenía mucha experiencia, lo hicimos como él quiso, sin condón y con marcha atrás. Luego lo pensé y me asusté, al día siguiente fui a un centro de planificación familiar, pero me costó mucho encontrarlo y allí me pidieron el DNI y me hicieron muchas preguntas, después de todo eso la tomé.
"Estoy de acuerdo que den la píldora del día después sin receta porque no tienes que dar explicaciones".
-Rocío. 28 años, periodista.
"Se me rompió el condón el día 14 de mayo y el día 15 es fiesta en Madrid, es San Isidro. Antes no la daban en ningún sitio, sólo en planificación familiar, como estaba en Coslada, me tuve que ir a Torrejón de Ardoz que allí no es festivo ese día. Una vez allí me dijeron que al no estar empadronada que me fuera a Coslada, pero hasta el lunes no abrían. Pero me fui a otro centro de planificación de Torrejón y esta vez mentí, que vivía en casa de mi novio y que todavía no me había dado tiempo empadronarme. Al final me dijeron que tampoco me la daban y me puse a llorar histérica y, me la recetaron. Yo estaba tan nerviosa que llamé a una amiga que trabaja en una farmacia y me la dio. Estoy a favor pero tiene que haber un control para que las niñas no se la tomen como si fuera un anticonceptivo más".
-Nuria, 23 años. Agente de viajes
"La primera vez que me tomé la píldora del día después fue a causa, digamos, de un calentón. Yo estaba con el que entonces era mi novio, teníamos 18 añitos, nos estábamos besando y, una cosa llevó a la otra, y terminamos 'haciendo el amor', porque para mí, por aquellos tiempos, no follaba, hacía el amor. Cuando terminamos y fuimos conscientes de que lo habíamos hecho sin condón nos entró el pánico, sobre todo a mí. No lo dudé, llamé a una amiga para que me acompañara y fuimos a las Urgencias del Hospital más cercano y les dije, que tenía 18 años y se me había roto el preservativo que quería tomarme la píldora del día después. Me la recetaron, la compré y al día siguiente me la tomé.
Pero esa no fue la única vez, otra vez, que de verdad se nos rompió el condón, recurrí a un familiar que trabaja en un hospital, él me proporcionó la píldora y sin que nadie se enterase, asunto resuelto.
Yo estoy totalmente de acuerdo con la nueva ley. Me parece perfecto que podamos ir directamente a la farmacia, sin recetas y sin historia para poder comprar la píldorita famosa. No creo que la gente por eso sea más irresponsable, sino que a la hora de tener el problema tendremos que hacer menos 'trámites'".
-Blanca, 21 años. Estudiante de Magisterio.
"La primera vez que tuve que tomar la píldora fue con 16 años. Se nos rompió el condón y tuvimos que ir a un centro de planificación familiar para que nos dieran la pastillita. Por suerte, teníamos encima unos documentos de identidad falsos que nos había dado un amigo para entrar en una discoteca. En realidad teníamos 16 añitos recién cumplidos, pero como el carnet estaba muy bien hecho, creyeron que teníamos 19 y nos dijeron que no era necesario avisar a los padres, que era a lo que más miedo teníamos en ese momento. Creo que se dio cuenta de que estábamos mintiendo pero que le dimos pena a la chica, porque llorábamos como si no hubiera mañana.
Fui a la farmacia, y aunque tuve problemas porque al principio no me la querían dar, al final, al llevar la receta no tuvieron otra opción que dármela.  Pero de aquella quedé escarmentada, nunca más la he vuelto a tomar, ahora utilizo el anillo.
En cuanto a la nueva ley, creo que está muy bien, a veces es un problema todas las explicaciones que tenemos que dar por cometer un error o por tener un problemilla, yo creo que esto no hará que se dispare la venta de la píldora, siempre ha habido inconscientes y siempre los habrá. Quien se cuidaba antes de no tener que arriesgarse lo seguirá haciendo ahora. Pero creo que es un avance muy grande en nuestra sociedad que se pueda ir directamente a la farmacia a comprarla".