Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'vía crucis' de Andrés Pajares

Atrás quedaron los momentos familiares en los que Andrés Pajares posaba rodeado de su familia y abrazando a su flamante mujer Conchi, en estos momentos el actor está pasando por uno de los trances más duros de su vida al ser detenido por un presunto delito de amenazas. Sin embargo, no ha sido el primer episodio violento que protagoniza el popular humorista.
Los rumores sobre la agresiva personalidad de Pajares vienen de lejos . En 2003, su ex mujer Conchi Jiménez le denunció por presuntas amenazas de muerte y, pese a ser absuelto de este delito, éste fue el comienzo de una peregrinación familiar por los platós de televisión.
No tardó en sumarse a la televisiva batalla la ex cuñada del actor, Nani Alonso, quien le acusó de haber agredido fisicamente a Chonchi durante los años en los que duró su matrimonio.
Los problemas con sus hijos, especialmente con Andrés Burguera, fueron la guinda del pastel. Rupturas y reconciliaciones, una hija secreta... y todo ello aderezado con algunos episodios de violencia en los que incluso se llegó a hablar de amenazas con pistola y de problemas con las drogas. Una dura realidad familiar que los protagonistas no dudaron en airear en público.
Un trágico aniversario
Al margen de todos los problemas personales, y para conmemorar su 50 aniversario en la profesión, el actor volvió a los escenarios. Sin embargo, los resultados no fueron tan positivos como se esperaban y la obra fue cancelada. Desde ese momento, los exabruptos a la prensa y los ingresos hospitalarios se han repetido, dando rienda suelta a los rumores sobre su salud.
Tras un altercado con la reportera de 'Está pasando' Desirée, el actor ofreció una rueda de prensa en la que aparecía derrumbado y que acabó entre lágrimas. Poco después, y según informó el diario 20minutos.es, Andrés Pajares ingresó en un hospital, víctima de una crisis de ansiedad. Y no sería ésta su última visita médica, ya que, según informó el mismo medio, el día uno de marzo el humorista fue ingresado en una clínica por problemas de salud, que según su compañera y actriz Madeleine Sánchez, estarían relacionados con su adicción a las drogas.
Muchos son los rumores que han aparecido en los medios sobre la delicada situación del que fuera uno de los cómicos más populares de este país, y su última aparición en el plató de 'Donde estás corazón' (Antena 3) no ha hecho más que fomentar las habladurías. El propio actor, conciente de esta situación, quiso zanjar el tema de su posible ingreso toxicológico mostrando en directo un análisis en el que se podía apreciar el resultado negativo a ese tipo de sustancias. Sin embargo, el mismo análisis daba positivo en intoxicación etílica. En el mismo medio, el actor profirió insultos hacia los periodistas y hacia sus hijos, a los que calificó de "sin vergüenzas".
La situación es tan delicada que, según publica el periodista Saúl Ortiz en extraconfidencial.com, los hijos de Andrés Pajares, Andrés y Eva, se estarían planteando la posibilidad de recurrir a la vía judicial para incapacitarle.