Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"He viajado haciendo auto-stop, sin dinero; duermo en los parques, donde sea"

Para ser feliz tienes que hacer lo que realmente quieres. Ésta es la lección de Albert Casals, un joven catalán de 18 años. Con tan sólo cinco la leucemia le condenó a vivir en una silla de ruedas; ahora lleva cuatro años recorriendo el mundo. Asegura que no necesita dinero. "He viajado haciendo auto-stop, sin dinero. Duermo en los parques, donde sea...en la playa.", dice el trotamundos. Cuando comenzó su aventura tan sólo tenía 14 años y sus padres le tuvieron que hacer un permiso especial para que no tener problemes en las aduanas. "¿No estás triste nunca?", preguntaba una sorprendida Mercedes Milá. "En verdad está bien, es divertido la vida en general". Distinto, muy distinto al resto de la gente, así es Albert Casals.
Mercedes Milá : "Me siento en tu silla y tu te quedas en la mía. Enhorabuena por esto, lo primero que quiero saber es si tú tienes memoria de cuando estabas en el hospital con 5 años"
Albert Casals : "No mucho, recuerdo que había un videojuego con una consola, bueno,y las inyecciones y eso"
M : "Cuéntale a la gente lo que decidiste. Cuando dijiste: la vida es mía y voy a hacer lo que quiera"
A : "Nada, yo me aburría y dije, pues vamos a viajar"
M : "Pues vamos a viajar pero con 14 años"
A : "Ya ves, si no hace falta nada. He viajado haciendo auto-stop, sin dinero. Duermo en los parques, en la playa... en templos, en casas de la gente, en carros de burros. En mucho lugares raros..."
M : "En tu libro dices que lo importante es hacer lo que uno quiere pero para eso... ¡hace falta dinero! y tú demuestras que no"
A : "Haciendo auto-stop la gente te lleva. En camiones..."
M: "El primer viaje que hiciste fue, curiosamente, a Milán"
A : "Estaba cerca, tampoco sabia si me iba a gustar o no, luego fui para Asia a Sudamérica..."
M : "Había un grupo de gente, Javier, que hablaba español y te encontraste con un grupo de gente que no tenia que ver mucho contigo, ¿no?"
A : "Me he encontrado con todo tipo de gente. Me encontré con gente muy religiosa"
M : "Pero... ¿te chocó?"
A: "Rezaban antes de comer e incluso de un Mcdonald, era muy divertido, jejeje"
M : "Les respectabas mucho, ¿no?"
A : "Estaban felices también"
M : "¿Cuando te das cuenta que viajar era lo que realmente querías?"
A: "Yo fui probando cosas, hay muchas cosas que me gustan"
M: "Pero viajar a los 14 años no es normal. Tenias que tener un permiso de tus padres. ¿Tus mayores temores eran los policías? Te vas a dormir a un parque con 14 años y te pilla la policía y... ¿qué hacías?"
A : "Pues nada, te metes en el parque y te levantas temprano. En Bélgica hubo unos que me pararon porque hacia auto-stop y parece que es ilegal."
M: "Perdona.... eso es buenísimo, el iba con la silla, y le dice al policía, por favor apártese que tengo que subir"
A: "Los policías llamaron y acabaron tan convencidos que hacían auto-stop para mí"
M: " Vamos a ver, yo quiero que veas como este tío se sube a esta mesa. Date la vuelta" (Albert se sube encima de la mesa en un segundo)
M: "Una de las cosa que hacías era juegos de magia para que te dieran dinero, comida o casas para dormir"
A: " No, es que así conoces más gente. Si haces juegos de magia... Mira, aquí tengo las cartas... ¿te hago algún juego?"
M: "Hazme algo para demostrar como dejabas sin habla". (Albert le hace un juego de magia a Mercedes Milá y a Javier Sardá)
M: " ¿No estas tristes nunca?"
A : "En verdad está bien, es divertido la vida en general"
M: "Pero puede parecer que al verte eres un cachondo, pero es que este libro esta muy bien. Lo he leído de arriba a abajo y... ¿no te han ayudado?"
A: "El original que es en catalán lo he escrito yo. Me he presentado a San Jordi... hablando de que los pingüinos querían dominar la humanidad"
Sardá : "¡Los pingüinos dominar la humanidad!!!!"
A: "Claro que si. Si quieres te lo mando por correo"
Milá : "¿Estudiabas?"
A: "Soy un poco vago, pero hice la sele (selectividad) con 7,5"
M: "O sea que te molestaste en estudiar. Me da la sensación, por el libro, que te has tenido que aburrir como un mono, como se aburren muchos"
A: "Nunca he estudiado mucho"
M: "Dices que Europa es para ti una cárcel"
A: " Se parece mucho, vas por ahí... comparándolo con Tailandia o Perú."
M: " ¿Cuántos países has recorrido?"
A: "Unos 30"
M: " ¿En cuánto tiempo?"
A: " En tres años. Con 14 hice un viaje. A partir de los15 solo."
M: "Ahora lo haces solo porque tiene 18 años"
A: " Trataba de entrar en un país nuevo y era muy complicado"
M: " Cuéntale a Javier lo que haces cuando entras en un avión"
A: "Yo dejo la silla de rueda por ahí. Te vas arrastrando y llegas hasta tu asiento."
M: "Las azafatas te pillarán por el pelo azul y te dirán a dónde vas. Has sobrevivido a un huracán , a los mosquitos..."
A: " ¿Te hago un juego? Coge la carta de arriba... (...) (le hace un juego de cartas)
M: "¿Dónde has aprendido esto, pero tú... ¿de dónde sales criatura?.Sabes una cosa... Javier Sarda te quería hacer un regalo y yo le he dicho. "tú estás loco"
Sarda : "Eres una penuria de las fotos... (entocnes le regala una cámara de fotos, Albert dice que se la va a dar a su hermana)
M: "¿Cómo se hace para ser feliz?"
A: " Tienes que hacer lo que realmente quieres hacer"