Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una vida marcada por la tragedia

A través de la magnífica interpretación de Irene Visedo en la primera parte de la serie pudimos ver cómo la Duquesa de Alba sufría las consecuencias de la muerte de su madre, la rigidez con la que la educó su padre, quien impidió su romance con su primer gran amor, el torero Pepe Luis Vázquez y a quien también vio morir una vez casada con Luis Martínez de Irujo. A pesar de su juventud y sus ansias de libertad, Cayetana de Alba tuvo que ajustarse a las normas de la casa de Alba, no sin aprovechar las pequeñas ocasiones para rebelarse contra lo establecido.
Corazón rebelde
Ese carácter inconformista se aprecia también en su etapa más madura que, por desgracia, también está marcada por la tragedia. La primera entrega terminó con una inesperada caída al suelo de su marido y en la segunda parte se confirman todas las sospechas: Luis Martínez de Irujo, a quien Cayetana llegó a amar de verdad, y, a pesar de todos los tratamientos a los que se somete, el Duque muere a causa de esta enfermedad.   sufre leucemia
Cayetana toma entonces las riendas del futuro de la familia, no sin tener que enfrentarse en ocasiones a su hijo mayor, Carlos, quien estudia minuciosamente cada paso que da su madre no sólo en lo concerniente a la dote familiar, también en sus asuntos personales. Sin haberlo previsto, la Duquesa de Alba,vuelve a enamorarse de otro hombre, Jesús Aguirre, a quien, en la serie, le pide matrimonio. Éste siente mucha presión por la responsabilidad que supone convertirse en un Alba y le pide tiempo a Cayetana para tomar una decisión.
Por fin triunfa el amor
Después de derrumbrase y de perder toda esperanza de que Jesús regrese y aprovechando para echarle en cara a su hijo Carlos lo poco que han respetado su voluntad, ocurre lo inesperado: él vuelve a buscar a Cayetana para declarle su amor, siendo recibido como un Alba más en la casa de la duquesa. Es así como termina esta serie, que ha querido reflejar la vida de uno de los personajes más importantes la aristocracia española.