Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El epílogo de Bertín: José Luis Moreno

“Y yo que pensaba que a José Luis Moreno le conocía, y es verdad pero una décima parte de lo que creía… Una casa que parece un hotel con su ascensor, su gimnasio y de cola una máquina expendedora y 5 pianos. José Luis no es de los que se jubila y su vida es un espectáculo. Mi abrazo sincero y todo mi agradecimiento por abrirme las puertas de tu casa y mostrarme de tu vida sus cimientos”