Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas despiden a Marco Simoncelli en un emotivo funeral

Lorenzo: "Te recordaré siempre y perdóname por haber discutido contigo"
El piloto italiano Marco Simoncelli ha tenido su último adiós en un multitudinario funeral en su Coriano natal en el que estuvo acompañado por familiares, amigos y una amplia representación del Mundial de Motociclismo.
Bajo la música de su canción preferida de Vasco Rossi 'Siamo solo noi' fue despedido el féretro con los restos mortales de Marco Simoncelli a la salida de la misa en la parroquia de Santa Maria Assunta en Coriano, oficiada por el obispo de Rímini, Francesco Lambiasi.
Emocionada su novia Kate Fretti, que no ocultaba su tristeza por la pérdida de 'Supersic'. "Marco era una persona perfecta y las personas perfectas no pueden vivir con nosotros, los mortales", decía, entre lágrimas en el adiós al piloto italiano.
Arropando a los padres del piloto, Paolo y Rossella, a su hermana Martina y su novia Kate, que presidieron el acto litúrgico, acudió una gran representación de la comunidad del MotoGP, encabezada por el presidente de la FIM, Vitto Ippolito, y el CEO de Dorna, Carmelo Ezpeleta.
Una despedida en la que estaban presentes Valentino Rossi, que estuvo acompañado por pilotos de la talla de Loris Capirossi, Marco Melandri, Mattia Pasini, Jorge Lorenzo, Toni Elías, Andrea Iannone, o Randy De Puniet, así como el médico de MotoGP, Claudio Costa.
Tampoco faltaron expilotos como Giacomo Agostini, Franco Uncini, Sete Gibernau, Álex Crivillé, Alberto Puig y Manuel Poggiali, además de delegaciones tanto de Honda como de Yamaha y Ducati.
"Te recordaré siempre y perdóname por haber discutido contigo", han sido las palabras del piloto balear en el libro de firmas de pésame a la familia.
ROSSI LLEVA SU MOTO.
Valentino Rossi, por su parte, no dudó en salir de la iglesia a lomos de una de las motos de 'Sic'. Al igual que en la capilla ardiente, por la que desfilaron unas 10.000 personas, estuvieron presentes las dos monturas a las que estuvieron ligados sus grandes éxitos, la Gilera con la que fue campeón del mundo de 250cc en 2008 y la Honda con el dorsal '58' de esta temporada.
Miles de personas siguieron el funeral desde el exterior a través de las dos pantallas gigantes instaladas en la plaza principal de la población y también se colocó otra en el circuito de Misano.
La emoción se desbordó cuando los miembros del equipo Gresini portaron el féretro desde la capilla ardiente que se había instalado desde ayer en el Teatro Municipal, y al final de la ceremonia, cuando ya en el exterior de la iglesia sonaron los acordes de Vasco Rossi y se elevaron unos globos rojos con el '58' que llevaba un grupo de jóvenes.
Italia entera, conmocionada por la desaparición del malogrado piloto de MotoGP pudo seguir todos los actos de despedida, ya que se han retransmitido en directo a través de varios canales de televisión. El propio presidente de la República, Giorgio Napolitano, siguió la retransmisión desde su despacho en el Palacio del Quirinal.