Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un experto asegura que el accidente de Simoncelli "es muy extraño" con un casco correctamente adaptado

El tipo de accidente en el que falleció este fin de semana el piloto italiano Marco Simoncelli es "muy extraño" en condiciones normales, con un casco adaptado correctamente a la talla del motorista y bien abrochado, aunque es posible, y de hecho de vez en cuando se ve en los accidentes que ocurren en la carretera, según ha señalado este lunes el experto y director del departamento de Seguridad Vial de la Asociación Mutua Motera (AMM), Juan Carlos Toribio.
"Este tipo de accidente es muy extraño, de baja probabilidad, pero existe", ha subrayado Toribio a Europa Press, dudando además de que el peculiar pelo del transalpino haya influido en el accidente, ya que un casco bien ajustado lo prensa.
Por ello, se ha inclinado por la hipótesis de que el impacto que recibió el de Honda al ser arrollado por otra moto en la pista arrancó uno de los anclajes del barbuquejo, la cinta que se pasa por debajo del mentón para asegurar el casco.
Basándose en las imágenes y a falta de datos sobre el estado en que quedó el casco y las lesiones que produjeron la muerte al italiano, Toribio ha opinado que el casco salió despedido debido a que la fuerza del impacto provocada "desde la zona de la barbilla hacia el exterior" arrancó uno de los anclajes de la cinta del casco.
"Estoy seguro de que llevaba el casco abrochado y lo que ha habido ha sido un arrancamiento del barbuquejo con una fuerza de impacto que entra desde la zona de barbilla hacia el exterior", ha explicado Toribio, que ha asegurado que es más común, dentro de lo poco probable, que se suelte un anclaje a que se parta la cinta.
Así, al ser preguntado por los posibles motivos por los que Simoncelli perdió el casco en el fatal accidente que le costó la vida, Toribio ha indicado que, al llevar el pelo largo, el casco "puede quedar algo más holgado", pero ha insistido en que los cascos de los pilotos profesionales son hechos a medida para asegurarse de que están perfectamente adaptados a la cabeza de los motoristas y no queden holguras. "Él no hubiera cometido un error de ese calibre", ha subrayado.
Asimismo, ha dudado de que el casco pudiera salirse porque el piloto no se lo hubiera atado correctamente, ya que, según ha explicado, antes de tomar la salida se comprueba que los participantes lleven correctamente abrochados sus cascos. "Nunca le hubieran dejado salir con el casco desabrochado", ha afirmado, recordando que el de Simoncelli, en el momento del accidente, tenía un cierre de hebillas, "el más seguro que existe".