Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmen Lomana: "Me han mandado una falda de nylon rosa que era infumable"

En la primera gala "un barniz". de '¡MQB!', Carmen Martínez Bordiú hablaba de la interpretanción de Carmen Lomana de una forma no muy positiva asegurando que parecía Ya en la segunda gala, cuando Bordiú aseguraba que Carmen Lomana se mostraba tal y como es en su vida diaria, Lomana le replicaba, de una forma muy elegante: "Si tú no me conoces". Pero Carmen Martínez Bordiú replicaba: "Te he visto en dos ocasiones, creo que tienes tu personalidad, muy propia y en el baile se transmite", y quiso matizar: "No digo que sea mejor o peor, se transmite la personalidad, guste o no guste".
Lomana decidió no continuar con el cruce de 'comentarios' y se centró en su actuación. La musa del glamour no se mostraba satisfecha con los resultados, "no he dado una, estaba insegura", pero asegura haber puesto todo su empeño: "He hecho lo que he podido, me he esforzado muchísimo, aquí estamos para que nos critiquen y para aprender", recalcaba.
Carmen es conocida por tener habitación en lugar de armarios por lo que el estilismo es algo muy importante para ella. En la primera gala se mostró de acuerdo con la ropa que le asignaron pero esta vez la falda rosa de nylon que le enviaron superaba sus límites, "Yo me he adaptado en otras ocasiones pero la falda era infumable" y, para solucionarlo, decidió llevar algo de su propio vestuario.
Quizá este no sea el único problema de estilismo que tenga Carmen en el programa ya que la ropa más adecuada para interpretar un 'urban dance' es un chándal, algo que no se encuentra entre las prendas habituales de la diva del papel couché. Sin embargo, 'Mira quién mira' quiso tener un detalle con ella y, para que se vaya concienciando, decidió regalarle un chándal rosa que ella misma customizó anudándolo a la cintura.