Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Audi RS5, uno de los vehículos más rápido y deportivos del fabricante alemán

El Audi RS5, uno de los vehículos más rápido y deportivos del fabricante alemán, ha pasado por nuestras manos, y el resultado ha sido simple y llanamente escalofriante. Además, nuestra unidad montaba un equipo de discos y pastillas carbo-cerámicos de alto rendimiento. Un extra caro, pero que mejora de manera increíble la eficacia y la resistencia de la frenada.

La ya de por sí elegante silueta del A5 se ha radicalizado en el RS5. Los pasos de rueda están ensanchados, las llantas son de 20 pulgadas y los tubos de escape son exclusivos para esta versión.
Audi siempre ha estado a la vanguardia en el apartado de iluminación, y el RS5 no iba a ser menos. Por eso este modelo equipa de serie la tecnología LED en todas sus ópticas, desde las traseras hasta los intermitentes con lo que el aspecto del RS5 es sumamente moderno y tecnológico. En el habitáculo nos encontramos una atmósfera deportiva pero de máxima calidad. El interior está tapizado en una combinación de cuero y alcántara “Audi Exclusive”, y las inserciones son de fibra de carbono. Los asientos son unos semibaquets de gran calidad con el logo RS5 bordado en el reposacabezas.

Pero ahora toca hablar del motor, un V8 con 4,2 litros de cilindrada que rinde una potencia de 450 caballos. Un propulsor muy sofisticado que instala lo último en tecnología. Además, emite un sonido simplemente espectacular. Para transmitir toda esta potencia al suelo, el RS5 monta la tracción total “Quattro” con diferencial central. Un sistema muy efectivo que reparte la potencia entre las ruedas en cuestión de decimas de segundo. Esta transmisión va acoplada a una caja de cambios “S-Tronic” de doble embrague y siete velocidades: rápida, deportiva y confortable a la vez.

Las prestaciones del RS son espectaculares y si utilizamos el sistema de salida perfecta “Launch Control” es capaz de pasar de 0 a 100 en solo 4,6 segundos, y con su potente motor puede alcanzar una velocidad máxima de 250 kilómetros hora, que aumenta hasta los 280 si decidimos prescindir del limitador.

Pero Audi ya tiene preparada la versión 2013 del RS5 un ligero “restyling” que se basa principalmente en la zona de los faros delanteros. En imágenes rodadas en el norte de Europa se pueden apreciar las diferencias mínimas que existen entre la versión actual y la que llegara dentro de unos meses. Pero lo que sí se aprecia es la capacidad de tracción y maniobrabilidad de este modelo en un terreno como la nieve. Esto se debe principalmente a la tracción “Quattro”, que reparte la potencia del motor de manera super efectiva.

Así es la bestia creada por el departamento RS de Audi, un coupe radical que te está esperando en tu concesionario más cercano desde 87.800 euros.