Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Audi TTS Roadster, exclusivo y enérgico

Hace unos meses, Audi presentó en Ginebra la nueva generación del TT. Ahora, le toca el turno a la versión descapotable más potente, denominada TTS Roadster y que promete estar a la altura de los conductores más exigentes.

Y es que la marca de los aros ya ha asegurado que esta nueva versión descapotable llegará al mercado español a principios de 2015. Un modelo con mucha personalidad cuya estética, basada en la versión coupé, tiene como principal protagonista a la parrilla delantera. Además, los faros son aún más afilados y el logo de los cuatro aros se ha situado sobre el capó.

Otra de las peculiaridades que marcan al TT es el proceso de apertura y cierre del techo que es completamente eléctrico, tarda 10 segundos y se puede realizar a velocidades de hasta 50 kilómetros por hora. Además, Audi asegura que se ha reducido significativamente el ruido interior del habitáculo con respecto al modelo anterior.

Pero si hay algo que sorprende en este nuevo TTS Roadster es, sin lugar a dudas, su interior, presidido por esta enorme pantalla de 12,3 pulgadas. Este sistema, denominado Virtual Cockpit, nos permite incluso visualizar la información del navegador. Un estilo elegante que proporciona al interior de este automóvil ese toque diferenciador que siempre buscan los usuarios más exigentes.

Aunque lo mejor de este TTS Roadster está bajo su capó, donde se esconde un motor con 310 CV, capaz de hacer pasar al Audi de 0 a 100 en 4,9 segundos. Y todo con la máxima seguridad garantizada para los usuarios, gracias al chasis reforzado que proporciona al vehículo un plus de estabilidad elevada.

Exclusivo, enérgico y seguro. Así es el nuevo TT cabrio de Audi. Un vehículo para disfrutar del cielo por techo.