Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BMW M3 Cabrio, un descapotable muy genuino

Sus esbeltas proporciones, el nuevo frontal, los musuculosos pasos de rueda, y el abombado capó sobre el motor le confieren de inmediato su inconfundible pedigrí deportivo.
Pese a su pequeña altura, 1 metro y cuarenta centímetros, su maletero tiene una capacidad para 350 litros cuando el techo está cerrado y 210 cuando se lleva al descubierto. Un techo rígido plegable de tres piezas totalmente automático que se abre en sólo 22 segundos.
El interior del M3 se reviste de la mejor madera. Además, cuenta con unos sientos tapizados en piel que se mantienen frescos en verano gracias a la innovadora tecnología Sunreflective.
Bajo su capó se esconde un poderoso motor V8 de 420 caballos. Un propulsor que otorga estas cifras: pasa de 0 a 100 en 5 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 250 kilómetros hora. En el capítulo de los consumos, el M3 cabrio necesita una media de 13 litros a los 100 para circular en carretera. Todas estos números son posibles gracias a la nueva caja de cambios automática de 7 velocidadades denominada Drivelogic.
Por supuesto, el M3 Cabrio no se queda corto en materia de seguridad: airbags frontales, barras antivuelco de accionamiento automático, y un sistema inteligente que activa los tensores de los cinturones de seguridad ante un posible impacto.
Y para disfrutar de las mejores prestaciones, el sistema M Drive exclusivo de BMW. Un mecanismo que permite al conductor programar funciones como el manejo electrónico digital del motor, la amortiguación, y el control de estabilidad DSC. ¿Alguien da más?