Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BMW M5 - Primera parte

Se trata de la quinta generación de la berlina deportiva desde que el departamento “Motorsport” retocó el “Serie 5” allá por 1984. así nació la saga 'M5'.

El modelo denominado 'E24' estaba equipaba un motor 6 cilindros en línea que rendía 286 caballos de potencia, y gracias a sus 246 kilómetros hora de velocidad máxima fue presentado como el sedán de producción más rápido del mundo.
Cuatro años más tarde salió a la luz la segunda generación, el ‘E34’. Su versión más potente estaba impulsada por un propulsor con 340 caballos, y alcanzó los 400 en el motor v8 del ‘E39’ en 1998. En el 2004, comenzó la fabricación de la versión más potente hasta la fecha, el ‘M5 E60’. Montaba una mecánica V10 y rendía 507 caballos de potencia, un automóvil que todavía hoy, pone en jaque a más de un superdeportivo.
El modelo que nos ocupa se denomina 'F10', y es el más potente, rápido y tecnológicamente avanzado que ha salido nunca de la factoría bávara. Una máquina que puede ser tan dócil como salvaje.
El aspecto exterior del nuevo M5 mezcla deportividad con elegancia, ya que su aspecto es agresivo pero discreto. Si no nos fijamos con atención, no nos daremos cuenta de que estamos ante máquina de casi 600 caballos.
Si lo comparamos con un 'Serie 5' convencional pronto observaremos grandes diferencias: como los pasos de rueda ensanchados, los spoilers delantero y trasero con multitud de entradas de refrigeración o las llantas deportivas de 19 pulgadas. Pero si después de todo esto, todavía te quedan dudas sobre si lo que estas viendo es un 'M5' o un 'Serie 5' con el paquete deportivo 'M', solo tienes que fijarte las cuatro salidas de escape cromadas.
Uno de los apartados que más se ha cuidado a la hora de diseñar el 'F10' ha sido la aerodinámica. Cada parte del coche ha sido estudiada en el túnel de viento de 'BMW' para conseguir la mayor eficacia posible. Este trabajo se nota en detalles como el pequeño alerón trasero, los espejos retrovisores o el difusor trasero al más puro estilo de la Fórmula 1.
BMW M5
Si el exterior del 'M5' deja entrever sus dotes de atleta, en el interior ocurre todo lo contrario. Se respira un ambiente de lujo y comodidad, tan sólo unos pocos detalles nos hacen saber que estamos sentados en un verdadero 'M'.
Los asientos son envolventes y llevan bordado el logo de 'Motorsport', así como el volante y la palanca de cambios. Salvo esto, todo es exclusividad y está adornado con materiales como el cuero y el aluminio. Como en todos los modelos 'M' de última generación, tenemos un botón en el volante para configurar los parámetros de suspensión, de motor y de control de tracción. De este modo pasaremos de un coche dócil y tranquilo, a un deportivo agresivo y contundente.
Si el nuevo BMW M5 te ha parecido un coche impresionante, espera, porque ahora llega lo mejor. El propulsor que esconde bajo su capó es un 8 cilindros con 4.4 litros de cilindrada y doble turbo que rinde una potencia de 560 caballos. Además, dispondremos del 70 por ciento de la potencia desde las 1.700 revoluciones por minuto.
No es de extrañar que con este corazón de caballo de carreras, el nuevo 'M5' acelere de 0 a 100 en 4.4 segundos y alcance 250 kilómetros hora de velocidad máxima, eso si, limitada electrónicamente, porque si no lo estuviera, sobrepasaría los 300 sin ninguna dificultad.
Para conseguir unas cifras de prestaciones como estas, la transmisión tiene que estar a la altura, y lo está. Monta una caja de cambios denominada 'Drivelogic' con doble embrague, siete velocidades y sistema 'Launch Control'. De este modo el paso de una marcha a otra es suave e instantáneo.
Uno de los apartados donde más ha evolucionado este modelo, es el consumo. El “M5” registra 9.9 litros de gasto medio de combustible, reduciendo en un 30 por ciento la cifra de la generación anterior. En los últimos tiempos nos estamos dando cuenta de que un coche rápido, también puede ser eficiente.
Como la mayoría de los modelos 'M' de BMW, exceptuando el 'X5 y X6 M', es tracción trasera, y algunos elementos del bastidor, como la suspensión y el control de estabilidad, son específicos para esta versión. Lleva un diferencial autoblocante en el eje posterior y suspensión con amortiguadores electrohidráulicos con tres modos de funcionamiento 'Confort', 'Sport' y 'Sport plus'.
El BMW M5 'F10' es un coche completo, y eso se nota hasta en el equipamiento. Monta de serie faros de xenón adaptativos con luz diurna mediante LEDS, sistema de visión nocturna, aviso por cambio involuntario de carril, un conjunto de cámaras que muestran todo el perímetro del coche, reconocimiento de señales y conexión a internet. También instala de serie el mando 'iDrive' que permite configurar todos los parámetros del coche en una pantalla de 10,2 pulgadas.
Ya lo sabéis todo sobre el nuevo “M5” sólo os queda conocer un dato: su precio. 117.500 euros. Esto es lo que cuesta tener esta joya de la automoción en el garaje de nuestra casa.