Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Batman corre en Silverstone

La nueva máquina de Batman rodó en la pista inglesa junto al TF108, que eso si ni siquiera pasó de la primera velocidad frente a este artilugio creado para el rodaje de la película. En la primera adaptación del héroe, se construyeron cinco unidades que poco más tarde fueron objeto de subasta a razón de medio millón de dólares cada uno.
En teoría, el Batmóvil tiene un motor que rinde 500 cv. De potencia y para frenar se ayuda de unos flaps como los que emplean los aviones situados en el techo. Eso sí, para circular por la calle tendrá muchos problemas con las autoridades de tráfico de cualquier país que no sea estados unidos.
No se comercializara jamas, pero reconozcan que es un artilugio verdaderamente soprendente. En pocas palabras: un coche de película.