Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Citroën DS5 Hybrid 4

Esta semana, como hacemos en todos los programas, apostamos por la producción propia. Así que atentos porque os vamos a presentar un modelo que ha roto moldes tanto dentro de la propia marca, como en el mercado en general. Nos referimos al Citroën DS5 Hybrid 4, un coche que conjuga la modernidad, con la elegancia y el diseño.

Además, es uno de los primeros híbridos diésel del mercado y ya está a la venta desde 36.900 euros en la versión híbrida que hemos probado, o 24.400 euros si optamos por la variante diésel de 160 CV.

El aspecto del DS5 es imponente. Mide 4 metros y medio de largo, y casi 1,9 metros de ancho. Sus líneas son suaves, armónicas y aerodinámicas, y su diseño ha supuesto, sin duda, un salto cualitativo en la marca del Chevron. Además, tiene llantas de 18 pulgadas, faros con LEDs diurnos y una trasera impactante.

En el interior ocurre lo mismo, y nada más ponerse a sus mandos es fácil darse cuenta que los diseñadores franceses se han tomado muy en serio su trabajo. El puesto de conducción está enfocado hacia el piloto y es fácil creerse que estamos en el habitáculo de un avión, gracias al techo divido.

Bajo el capó encontramos un propulsor diésel de 2 litros con 163 CV, que unido a su  motor eléctrico, eleva la cifra hasta los 200 CV. Esta combinación mecánica hace del DS5 un coche muy rápido, que consigue pasar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos, situando su velocidad punta en 211 km/h.

Pero lo más llamativo de todo es su nivel de eficiencia y ecología, ya que se conforma con un consumo de solo 3,4 l/100 km, y está exento de pagar el impuesto de matriculación, gracias a sus emisiones de sólo 88 g/km de C02.

Esto es lo que ofrece Citroën para sus clientes más exigentes y sibaritas. Un coche que os puede gustar o no, pero una cosa esta clara: no os dejará indiferentes. Y en honor a la verdad, a nosotros nos ha gustado y mucho.