Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Combinación de eficiencia y estilo

Su motor diesel de 4 cilindros de 2 litros entrega una potencia de 163 caballos proporcionándole unas prestaciones muy propias de la estirpe BMW.
Desde parado puede pasar de 0 a 100 en 8 segundos llegando a un tope de velocidad de 230 kilómetros hora. Hasta aquí todo parece normal.
Sin embargo, todo cambia cuando comprobamos en el cuadro de mandos su gasto de carburante.Por imposible que parezca este peculiar serie 3 firma un consumo de 4,1 litros a los 100.
Además , gracias del esfuerzo de los ingenieros de la marca, sus niveles de contaminante se han reducido prácticamente a la mitad.
El 320D físicamente tiene todas las señas de identidad típicas de la serie 3 moderno.
Los concesionarios ya están entregando sus primeras unidades por un precio de 30 000 euros. Aunque en verano llegarán más modelos con un abanico de colores más amplio para la carrocería. Destacan el azul océano, el rojo cinabrio y el blanco mineral metalizado.
Los acabados interiores responden al criterio más exhaustivo de la factoría alemana . No hay que decir que tratándose de un BMW los ajustes de todo el habitáculo son excelentes, especialmente el capítulo multimedia.
Existe un kit de navegación denominado profesional que permite sincronizar notas, agendas y rutas entre el teléfono móvil y el ordenador del coche. Es económico sin renunciar a su naturaleza impulsiva. Y en el carácter, pero permite a sus usuarios recorrer cientos de kilómetros sin necesidad de repostar.