Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Euro NCAP, estrellas que salvan vidas

Uno de los apartados más importantes en el desarrollo de un vehículo, la seguridad de sus ocupantes, supera su examen más riguroso antes de salir al mercado.
En estos test los vehículos son sometidos a severas pruebas de colisión frontal y lateral en los que se comprueba su resistencia a los choques. A pesar de ser realizados en un entorno controlado, a menos de 70 km/h, y con un 'dummie' al volante, la violencia de estas colisiones (como podéis ver en el vídeo) es tremenda.

En Europa el organismo que certifica los resultados satisfactorios en este tipo de pruebas es el Programa europeo de evaluación de coches nuevos, más conocido por sus siglas, Euro NCAP. Esta entidad otorga un número de estrellas en función de la resistencia de los vehículos. Cinco es el máximo, todo un sinónimo de seguridad antes los accidentes.
Estos test establecen cuatro tipo de pruebas: colisión frontal, lateral, contra un poste y accidentes con peatones. El impacto frontal se realiza a a 64 km/h contra una pared deformable, mientras que en las pruebas laterales es un ariete el que impacta a 50 km/h contra la puerta del conductor. Por otro lado, los accidentes con peatones se testean a 40 km/h con 'dummies' que representan a niños y adultos.
Superar con éxito las pruebas de choque que realizan los laboratorios Euro NCAP supone una insignia de prestigio para las marcas. No es sólo un argumento de ventas, sino  una garantía de seguridad para muchos usuarios.