Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiat 500, el encanto de los 50 enamora más que nunca

Es el renacimiento de un coche que marcó epoca en Italia. El fiat 500 vuelve a nuestro mercado con la estética retro con la que tantos adeptos cosechó hace 50 años.
Su mítica silueta abombada, los faros circulares, y el diminuto capó con la clásica nervadura central es un guiño al 500 de antaño. Esta fuerte personalidad le ha valido para obtener el galardón de 'Coche del año 2008 en Europa'. Pues bien, desde 15.000 euros se puede hacer con uno.
En su interior, el habitáculo se encuentro muy iluminado gracias a una gran superficie acristalada y un capó delantero reducido. Estéticamente, el salpicadero está recorrido por una moldura de plástico en color carrocería, tres botones clásicos biselados en cromados desde donde se activa el botón 'sport', las luces de emergencia y los faros antiniebla. Además, cuenta con otros detalles que le dan un aire moderno y clásico a la vez.
Este utilitario urbano cuenta con unas dimensiones más reducidas que la media de su segmento. Sus 3,5 metros de largo y 1,5 de alto se complementan con una atractiva carrocería ensanchada y una aparencia muy deportiva.
El aspecto exterior del 500 se presenta con una parrilla abombada y la nervadura central longitudinal sobre el capó, lo que le da el espíritu clásico del modelo. En la parte lateral destacan sus enormes puertas, los amplios pasos de rueda que albergan llantas de diseño de hasta 16 pulgadas y una línea de cintura marcada a partir de la cuál se ensancha la carrocería hacia abajo.
En la parte trasera destaca su maletero, con una capacidad de hasta 515 litros con la segunda fila de asientos abatida. Todo un lujo si tenemos en cuenta las medidas de este modelo.
Entre sus prestaciones destaca el control de estabilidad ESP, el sistema distribución electrónica de la frenada EBD, y los asistentes al arranque en pendientes 'Hill Holder' y de frenada de emergencia HBA. Todo un abanico de posibilidades en materia de seguridad.
Su gama de motorizaciones se presenta con dos gasolina y uno diesel. El que hemos podido probar de gasolina cuenta con 100 caballos y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 182 kilómetros hora. Al igual que los motores, es comprometido con el medio ambiente y el consumo 6 litros a los 100.
El resultado, es un coche diseñado a la antigua ausanza con la mejor técnica de nuestro tiempo. Una mezcla perfecta para aquellos que aman lo retro sin renunciar a las mejores prestaciones.