Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lincoln MKS

Ha sido una de las apuestas más firmes en el salón de Detroit. Se llama Lincoln MKS, y es una de las berlinas de representación más llamativas en el segmento del lujo. Tomen nota porque para ser un ejemplo de distinción tendrá que gastarse 38.000 dólares, precio al que de momento sólo podrán hacer frente los bolsillos norteamericanos más pudientes.
El Lincoln MKS es todo un ejemplo de elegancia. Sus faros, el chasis y su parrilla de ala doble demuestran la intención de Ford de conducir el nombre de Lincoln a lo más alto del mercado.
En el apartado mecánico, el MKS es el primer vehículo de Ford en contar con la 'tecnología twinforce', que permite a su motor mezclar los consumos de un v6 con las prestaciones de un v8. Y por si fuera poco, dispondrá de 260 caballos de potencia. Además, cuenta con el sistema exclusivo 'easy fuel' para llenar el depósito de combustible.
En el apartado tecnológico destaca el sistema de apertura de las puertas, que se activa al detectar el calor de las pulsaciones, y en el que hay que marcar un código para abrir la puerta. El interior del Lincoln como es obligatorio en un coche de este tipo es simplemente notable y demuestra el interés de la marca por crear un producto en el que el confort sea la nota dominante.
Su generosa silueta, 5 metros de largo, le da todo el perfil necesario para convertirse en un Sedán de lujo. Además se ha creado un conjunto de suspensión trasera independiente totalmente nuevo orientado a maximizar el recorrido de la suspensión y permitir un ajuste más preciso que se combina con una suspensión delantera Macpherson. El MKS estará disponible con ruedas de 18, 19 o 20 pulgadas, y vendrá con un amplio paquete de seguridad.
El diseño moderno y funcional se combina con un equipamiento estándar que incluye airbags delanteros, laterales y de cortina, control de velocidad de crucero adaptativo y sensor de lluvia.
La caja de cambios automática de seis velocidades 'selectshift' es otra de sus bazas ya que rebaja significativamente el consumo. Además, cuenta con la opción de un sistema de tracción total, de última generación que se garantiza la integridad de los ocupantes en todo momento. El control de estabilidad advance trac incrementa aun más esta sensación de seguridad. Así es el nuevo Lincoln MKS. Un premium que esperamos pronto su llegada a Europa.