Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marc Gené sale ileso de un brutal accidente

Las 24 horas de Le Mans se acercan y todos los equipos apuran al máximo su preparación. Las Le Mans series han servido para medir sus fuerzas antes de que llegue la gran cita y los accidentes han sido muy fuertes, más que en otras temporadas.
El sufrido por Marc Gené en el propio Circuito de Le Mans durante la sesión de clasificación fue espeluznante. Rodaba a más de 270 km/h. Y presumiblemente un fallo aerodinámico provocó que el catalán perdiera el control del coche.
Las imágenes fueron captadas por la cámara de seguridad que emplea la dirección de carrera. El español golpeó contra una valla y el coche quedó destrozado. Afortunadamente Gené salió ileso y sólo sufrió daños en una de sus piernas. De momento, su participación en Le Mans está asegurada.
Pero este no ha sido el único accidente fuerte de esta edición de las Le Mans series. En el autódromo de Monza las pasadas de frenada a final de recta, fueron numerosas y con un alto índice de peligrosidad.
Así son las Le Mans series, un campeonato en el que  se combinan velocidad, precisión, resistencia y mucho riesgo.