Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mercedes SLK 200 Kompresor, el nuevo amo del asfalto

Un coche deportivo no tiene por qué ser sinónimo sólo de potencia, también de estilo. Esta primavera saldrá al mercado el roadster más contundente de mercedes: el SLK200 Kompresor. Un biplaza musculoso que es todo un icono para la marca de la estrella.
El nuevo SLK cuenta con una estética más deportiva y agresiva. Junto con la ya histórica silueta en forma de flecha, destaca  su frontal, con un perfil más puntiagudo y que ha sido ligeramente alargado respecto a su predecesores.  Su nuevo paragolpes, y las dos grandes entradas de aire que convergen en el centro del vehículo hacen que todas las miradas se rindan a su estilizado morro. Otros elementos destacados son  espejos retrovisores de mayor superficie y sus llantas de 17 pulgadas.

Dentro de este roadster resalta su puesto de conducción con todos los mandos de audio, navegación y ordenador de abordo en el volante. El cuadro de instrumentos con nuevos cromados y la inclusión de tapicería de cuero en sus amplios asientos le dan un aspecto temperamental y elegante.
Bajo el capó de el SLK 200 Kompresor se esconde un cuatro cilindros con una potencia de184 caballos. Esta fuerza le permite una aceleración de 0 a 100 km/h en 7 segundos y un consumo de 7 litros a los 100. Todo esto asociado a una transmisión manual de seis relaciones. Sin duda la mejor alianza para estos modelos.

Para los que buscan confort al volante,  la principal novedad está en que Mercedes ha introducido por primera vez en el SLK el 'Linguatronic', un dispositivo que ejecuta diferentes acciones mediante la voz.  Una muestra de que las nuevas tecnologías no se quedan atrás para la firma de Stuttgart.

El SLK cuenta con una completísima dotación de serie que acentúa su halo de exclusividad. En el capitulo de la seguridad destacan sus 6 airbags, los arcos de seguridad antivuelco, y los controles de estabilidad y tracción. Para los que apuestan por el dinamismo, el alerón trasero, su tren de rodaje deportivo y sus frenos delanteros perforados le convertirán en el amo de la carretera.

Si quiere serlo tendrá que gastarse 42.000 euros a partir de esta primavera, momento en el que llegará este descapotable ideal para todo el año.