Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mercedes presenta su concept más revolucionario: el F700

El salón del autómovil de Frankfurt fue el escenario elegido por Mercedes para presentar el modelo F700. De momento es sólo un concept, pero tiene posibilidades de convertirse en modelo de producción en serie.
Esta nueva propuesta es una superberlina de cuatro puertas de altísima gama. Un vehículo de formas atrevidas y multitud de adelantos tecnológicos con una clara tendencia al lujo y la elegancia.

Hasta aquí todo sería normal si no fuera porque este vehículo puede abrir el camino con una construcción que promete ser cuanto menos sorprendente. Este concept guarda en su interior un motor de gasolina de tecnología revolucionaria denominada “Diesotto”.
Bajo su capó se alojan dos propulsores, uno de convencional explosión y otro eléctrico. El primero es un cuatro cilindros que combina la energía y la potencia de los motores de gasolina con el consumo de los diésel. Un motor que cubica menos de 2 litros y que, sin embargo, ofrece 238 cv de potencia, pero que únicamente requiere 5,3 litros de combustible para recorrer 100 kilómetros.
Su tecnología híbrida le otorga, además, unos exiguos valores de emisiones contaminantes, sólo comparables a los de un pequeño turbodiesel último modelo. Algo que beneficiará su posible entrada en el mercado y lo hará más atractivo para su adquisición.
El F700 también resulta innovador en cuanto al confort de marcha y de conducción, ya que gracias al tren de rodaje activo pre-scan el vehículo no sólo reacciona con máxima sensibilidad a las irregularidades de la calzada, sino que se anticipa a ellas. Este sistema utiliza dos sensores láser en los grupos ópticos delanteros a modo de “ojos”, que suministran una imagen precisa de la calidad de la calzada. En función de esa información la suspensión del coche se adapta a la carretera.
Exteriormente posee las dimensiones de un clase “S”, un tamaño no demasiado convencional pero que, gracias a su nueva tecnología, es algo que no infundirá temor en sus posibles compradores. El F700 es ya una realidad tangible que rueda por las carreteras. Un modelo que aunque está en fase experimental se encuentra muy avanzado y puede que, en un periodo breve, sino él, un vehículo muy similar y con su misma tecnología pase a la producción en serie.
En el habitáculo cuatro personas pueden acomodarse sin apreturas. La calidad de los elementos empleados salta a la vista. La parte trasera cuenta con un asiento, denominado “reverse”, con el que se ofrece una configuración individualizada tanto en el sentido de la marcha como en sentido contrario, siempre con una habitabilidad máxima y un confort sin parangón.