Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Motor y glamour en los Alpes suizos

El rallye de los Alpes es una de las citas más prestigiosas del calendario automovilístico; una prueba en la que participan los deportivos y las berlinas que han marcado un antes y un después en la historia del automóvil. Porsche, Mercedes, Ferrari o Aston Martin son algunas de las firmas que han dejado su sello impreso en esta carrera. Y si además se le suman los increíbles paisajes que se recorren en las carreteras austriacas, el resultado es una jornada de motor llena de emoción y glamour.
El rallye de los Alpes no es la típica competición de velocidad, sino una espectacular exhibición de coches de lujo. Un detalle muy curioso es que este rallye es, después del descenso de Hahnenkamm y el torneo de Kitzbühel, la tercera cita que más interés despierta en toda Austria.
Para iniciar cada tramo, los pilotos deben sellar una hoja de ruta. Y esta es una de las normas sagradas para participar en esta emblemática prueba. Merece la pena apreciar en detalle la estética de los descapotables de los años 70; modelos que ya en su época tenían más de 300 caballos de potencia.
En sus inicios, el rallye de Kitzbühel era una pequeña carrera que disputaban los empresarios más ricos del país y ahora todo el que sea propietario de un vehículo histórico puede competir. Además, esta prueba no sólo es un aliciente para los amantes del mundo de la competición; políticos y altos ejecutivos regresan año tras año para disfrutar de un fin de semana de motor y sobre todo de negocios.
Exclusivos y con un plus de elegancia, los escarabajos, cabrios y coupés que se dejar ver por las carreteras de Kitzbühel, Tirol y Salzburgo reflejan a la perfección la filosofía que ha llevado a las grandes marcas del mercado al estrellato.
Así es el rallye de los Alpes, una prueba que levanta pasiones entre los aficionados a los coches clásicos y ¡ojo!, porque poco a poco le está robando protagonismo a la mille miglia. Si se han quedado con ganas de más, les adelantamos que la próxima edición ya tiene lugar y fecha: Kitzbühel volverá a ser escenario de esta mítica carrera el 3 de junio de 2009.