Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Motor rotativo de Mazda

¿Alguna vez han oído hablar de un motor que funcione sin cilindros? ¿Y de un motor de combustión interna de rotación continua? A decir verdad ambas acepciones son prácticamente la misma y corresponden a uno de lo inventos más revolucionarios de la industria del automóvil: El motor rotativo de Mazda.
En realidad este invento fue obra del ingeniero alemán Felix Wankel, que vendió la patente al fabricante nipón. Un avance que la firma fue desarrollando hasta plasmarlo en el primer modelo de producción en serie y que comenzó a comercializarse hace 40 años.
Con el paso de los años el motor rotativo se fue incorporando en los mejores y más potentes deportivos del momento como por ejemplo el RX7. Este modelo hizo su debut en marzo de 1978, un coche deportivo elogiado no solo por su buen rendimiento en carretera sino también por sus actuaciones deportivas.
En 1999 se presentó en el salón de Tokio el Concept Evol, un ejercicio de estilo con muchas semejanzas estéticas y sobre todo mecánicas con un modelo muy particular de nuestros días. ¿Adivinan de cual se trata? Pues efectivamente estamos hablando del RX8 quizás el vehiculo mas personal de los que están disponibles en el mercado su trazo modelo y futurista rompe moldes respecto al resto de automóviles deportivos.