Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevo Aygo, pequeño gran utilitario

Gracias a sus reducidas dimensiones, menos de 3,5 metros, este automóvil continúa con la filosofía urbana y juvenil que ya inició Toyota con el Yaris, aunque el Aygo disfruta de una fisonomía mucho más personal, propia de un coche sumamente divertido y cosmopolita. 
El habitáculo retoma las principales características de su predecesor. Sencillez y ergonomía son los conceptos que predominan, ofreciendo a sus ocupantes importantes dosis de confort y bienestar; sensaciones que se acentúan con nuevos detalles de equipamiento, como conexiones para los enseres de ocio o los asientos deportivos calefactables. Además, y como es habitual en la firma, se ofrecen varios niveles de acabados y ambientes.
El Aygo monta un propulsor de cuatro cilindros en línea que en la variante de gasolina dispone de un litro de cilindrada, una mecánica que entrega cerca de 55 caballos; mientras que la versión diésel ha ampliado su cubicaje hasta 1.4 litros, y ofrece una potencia de 70 caballos. La transmisión en ambos modelos es manual de cinco velocidades.
La seguridad es otro de los apartados más sobresalientes en este modelo. Control de estabilidad VSC, anclajes Isofix y la distribución electrónica de frenado son sólo algunas de sus novedades.
Con el lanzamiento del nuevo Aygo, Toyota pretende cautivar a los usuarios que busquen un coche de garantías, bien terminado y con un notable comportamiento en trayectos cortos y medios.