Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presentación del Optima Sportwagon de KIA

El salón de Ginebra fue el marco elegido por Kia para hacer la presentación mundial del Optima Sportwagon que es la variante familiar de su berlina generalista. Este coche llegará al mercado español en el último trimestre de este año.

Modelo que conserva las mismas dimensiones que su hermano de cuatro puertas excepto en la altura que crece 5 mm. Por lo tanto estamos hablando de un coche de una longitud exterior de 4.8 m lo que le vale para tener un maletero con 533 litros. Un maletero que, además, cuenta con un acceso más amplio.

En el apartado mecánico no hay demasiada variedad y solo dispondremos de una opción diésel, un CRDI de 1,7 litros y 141 cv. Mientras que tendremos dos alternativas en gasolina: un dos litros con 163cv y un turbo capaz de desarrollar 240cv siempre asociado a un cambio automático de seis marchas. Las otras dos variantes vendrán con cambio manual pero también podrán optar de manera opcional por la caja automática.

La marca coreana ha creado un producto de calidad para poder luchar con rivales de la talla del Renault Sport Tourer o el Toyota Avensis Touring. Por ello, nos ofrece un alto contenido tecnológico compuesto por sistema de asistencia a la frenada, control de crucero adaptativo, sistema para mantenimiento de carril, detección de ángulo muerto o reconocimiento de señales de tráfico.

A nivel de conectividad Kia ha puesto al día a su nuevo Optima Sportwagon equipándolo con el sistema de navegación más reciente y será el primero de sus modelos en incluir Android Auto y Apple Carplay, ambos, sistemas permiten el uso de elementos de información y entretenimiento como las aplicaciones, el control por voz o el reproductor de música.

Todavía falta por definir de manera oficial la gama de precios pero por la calidad y nivel de equipamiento a buen seguro rondará los 30.000 euros.