Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Probamos Seat León X-perience en Sitges

Ya teníamos ganas de probarlo y por fin esta semana hemos viajado hasta Sitges para conocer el nuevo Seat León X-perience, el primer crossover de la marca española.

A escasos metros del paseo marítimo, Seat instaló un particular cubo donde presentó este espectacular modelo basado en el ST. Allí, los responsables de Seat ofrecieron una conferencia de prensa en la que comentaron el buen momento que atraviesa la marca, que gracias a las ventas del León, han aumentado un 60% en España.

De hecho, por primera vez, este modelo iguala a otro de los productos más exitosos de la marca: el Ibiza.

A primera vista, los cambios son evidentes con respecto al León ST. El X-perience incorpora nuevos parachoques con molduras protectoras en los pasos de rueda y en los faldones laterales. Mientras que la parte inferior trasera está acabada en aluminio y recibe un nuevo tubo de escape cromado. Elementos que proporcionan al Seat una imagen muy campera.

Pero, si la estética es atrevida, el interior no se queda atrás. Todo el diseño del habitáculo responde a los criterios de calidad de la marca y los asientos, forrados en alcántara, garantizan el confort en cualquier tipo de terreno. Además, las costuras en color naranja ponen la nota distintiva.

Pero si hay algo que nos sorprendió en el nuevo X-perience es su sistema 4 drive de tracción total conectable. Gracias a este dispositivo, pudimos superar zonas bacheadas y subir cuestas sin ningún problema. Y es que, el embrague haldex de quinta generación nos permitió atravesar zonas repletas de dificultad.

Otra de las claves de este modelo es su altura, que nos garantiza la posibilidad de superar cualquier obstáculo sin tener que preocuparnos por los bajos del coche.

En cuanto a la gama de motores, la unidad que probamos montaba el más potente, un 2.0 de 184 CV que incorpora de serie el cambio automático DSG.

Un propulsor que permite al vehículo acelerar de 0 a 100 km/h en 7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 224 km/h. Y todo, con un consumo medio de combustible de 4,9 l/100 km. Además de este motor, Seat ofrece para este modelo otras dos versiones diésel con 110 y 150 CV, y una variante de gasolina con 180 CV.

Así es la última novedad de Seat, un crossover que ya está a la venta en nuestro país y que tiene un precio de 22.600 euros. Un coche elegante y deportivo que a buen seguro se convertirá en todo un éxito de ventas.