Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Sabes lo que es realmente el Renting? Todas las claves para entenderlo

Renting VS Compra, las grandes diferencias para particularestelecinco.es

¿Estás pensando en cambiar de coche? Antes de que tomes una decisión tan importante, te explicamos las principales diferencias entre el renting y la compra de un vehículo. Descubre todo lo que supone cada una de las modalidades.

Para hablar de las grandes diferencias entre renting y compra debemos comenzar diferenciando ambos conceptos.
El renting de coches es un contrato de alquiler a largo plazo a través del cual, el cliente hace uso y disfrute del vehículo con todos los gastos de mantenimiento incluidos a cambio del pago de cuotas mensuales.
Por otro lado, la compra del vehículo (mediante financiación o no), es la adquisición del mismo a través de una entidad financiera.
A continuación, detallamos en profundidad la diferencia entre ambas modalidades:
  • Titularidad/Matriculación: La compañía de renting tiene la titularidad del vehículo, mediante la compra, es el cliente el que la ostenta independientemente de que sea persona física o jurídica.
  • Impuesto municipal y otros pequeños gastos: La compañía de renting se hace cargo de estos gastos mientras que en la modalidad de compra es el cliente quien hace frente a estos importes.
  • Facturación: Mediante renting se recibe una única factura mensual que engloba el alquiler y los servicios contratados por un importe fijo mensual. Mediante la compra se reciben múltiples facturas y recibos durante el periodo de utilización.
  • Servicios: Mediante un contrato de renting se incluyen todos los servicios tales como seguro, mantenimiento preventivo y correctivo, cambio de neumáticos, gestión de la documentación, etc, encargándose de todas las gestiones la compañía de renting. Mediante la compra, el cliente es el que lo gestiona y hace frente a todos los gastos e imprevistos.
  • Venta de vehículo usado: La compañía de renting asume el riesgo del valor de venta de vehículo. En la opción de compra es el cliente el que se encarga de la negociación y venta del vehículo.
  • Cancelación del contrato: Si contratamos el vehículo mediante renting, el cliente puede cancelar anticipadamente el contrato, debiéndose hacer cargo de los importes de la misma. Si hemos comprado el vehículo, el cliente debería proceder a la venta del vehículo a un tercero y liquidar la financiación pendiente, asumiendo la diferencia entre el precio de compra inicial y el precio de venta.
renting
Está demostrado que debido a la capacidad de compra y gestión de vehículos de las compañías de renting, los gastos ocasionados durante el periodo de renting son menores que los de un vehículo en propiedad durante el mismo periodo de tiempo.