Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La opción más ecológica

En la actualidad la mayoría de las casas de automóviles están empezando a concienciarse en cuidar el medio ámbiente. Por este motivo, se están presentando una serie de coches fabricados con motores eléctricos, de hidrógeno, bivalentes (hetanol y diesel) e incluso automóviles que podrían recargar sus baterías en un enchufe convencional.
La primera casa ha sido Lexus, su modelo RX400H se presenta con todas las prestaciones que todo automóvil puede tener: elegante, potente y silencioso. Pero, además, posee dos motores eléctricos y uno de gasolina. Esta novedad no supera los ocho litros a los cien y supera los 270 caballos.
Mazda muestra un éxito relativo con esta novedad en los motores para cuidar el medio ámbiente. La casa Mazda posee dos modelos. El primero de ellos es el Monovolumen 5, este modelo tiene un motor convencional y otro de hidrógeno. Se sitúan en la parte trasera del coche, justo colocados al lado a los asientos traseros. El siguiente modelo es el Mazda RX8. En esta ocasión se trata de un sencillo sistema que se encuentra en el salpicadero. Desde allí puedes elegir que tipo de motor quieres utilizar en cada ocasión. El éxito de estos automóviles es relativo porque todavía su comercialización no ha llegado a nuestro país.
BMW no podía ser menos y también tiene su propuesta para conducir cuidando la naturaleza. Lo hace con su modelo Hydrogen 7, se trata de una variación del actual Serie 7. Las novedades de BMW consisten en un motor bivalente que funciona indistintamente.
Sin embargo, Renault apuesta por los combustibles alternativos. Se trata de el bioetanol y biodiesel. Con este nuevo sistema se reducen las emesiones contaminantes. Estos combustibles se obtienen de elementos ajenos al petróleo. El bioetanol lo consiguen a partir de productos naturales como el trigo, el maiz, la caña de azúcar o la remolacha. Por otro lado, el biodiesel se obtiene gracias a plantas como el girasol, la soja o la palma. Por último, la novedad de Volvo. Esta prestigiosa casa pretende que los coches puedan recargar sus baterias en los enchufes convencionales de nuestras casas. Parece increible pero, confíen porque pronto enseñaremos este modelo de Volvo.